Tan sencillo como el sol sale cada día y se oculta cada noche, así sucede con la lucha que tenemos en contra de nuestra naturaleza pecaminosa que necesita ser crucificada y sometida cada día. Todos los días fallaremos, todos los días dependeremos de Su gracia preciosa y todos los días sentiremos su perdón.

En algún momento alguien que le falló a Dios me decía que ahora iba a pecar al doble y sin control porque se sentía poca cosa, todo le importaba poco por la vergüenza que sentia y finalmente verse indigno para el Señor. Incorrecto pensar así, porque el Dios de gracia desea que confesemos nuestro pecado. El es fiel y justo para perdonarnos y limpiarnos de toda maldad.

Todos los días aseamos nuestra casa porque se ensucia, así mismo todos los días nos pondremos a cuentas con Dios para obtener su perdón y su pureza.

Reflexión

Que te avergüenza y te sientes culpable de haber hecho por lo cual necesitas pedir perdón al Señor?

Dios no ha terminado contigo.

Suscríbete y comenta.

Dios te bendiga.

Por. José Ángel Castilla

2 comentarios

  1. Usted lo ha dicho Pastor, el regalo más preciado que hemos recibido es el Regalo de la Salvación. Qué sería de nosotros sin ese regalo… Somos hijos de la Gracia. Y por ello, cada vez que vamos a la Presencia del Señor, somos nuevas criaturas. El pasado queda atrás, somos hechas nuevas.

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s