Llevo muchos años caminando con el Señor y busco la forma de no desanimarme o sentirme mal en ciertos momentos pero es inevitable. Ser cristiano y depender de Dios no significa ausencia de problemas o dificultades. Hoy dedico este artículo a cada lector que se ha sentido: PRESIONADO, AGOBIADO y PERSEGUIDO por diferentes circunstancias. Jesús dijo: En el mundo serían afligidos pero no teman, Yo vencí al mundo.

Muchas veces experimentamos diversas situaciones que nos desestabilizan y nos hacen perder la paciencia, podemos renegar o aún quejarnos en contra de Dios y culpamos a nuestro entorno inmediato.

La Palabra nos dice que pese a todo no estamos APLASTADOS, ABANDONADOS POR DIOS O DESTRUIDOS.

Reflexión

Que te ha derribado? Que te presiona? Que te desilusionó? Medita y pon en orden tus pensamientos y sal del hoyo donde caíste y vuelve a caminar.

Los procesos tienen un término y no son para siempre. Si caminas en medio de la arena del desierto al que has entrado casi sin entenderlo, fija tu mirada en la promesa de vida que Dios te ha entregado, esa palabra que un día te enamoró de El y que te ha hecho perseverante en la fe. Tus ojos no están en la arena, miran al Señor y eso te permitirá salir más rápido del lugar hostil donde te sientes en medio de lo que vives.

Dios no ha terminado contigo. Él es fiel. Opta tu también por retribuir a esa fidelidad.

Suscríbete, comenta y comparte con otros.

Bendiciones,

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s