Según Gary Chapman en su libro los 5 lenguajes del amor el CONTACTO FISICO (abrazarse, besarse, acariciarse entre otras) es una forma de transmitir y recibir amor. Para algunas personas el contacto físico es su lenguaje principal, sienten seguridad y felicidad a través de éste; y sin éste no se sienten amados.

Las expresiones de afecto no pueden sólo quedar en emoticones por redes sociales. Un abrazo no puede sólo darse cuando el equipo de fútbol favorito mete un gol. Hay personas que no les gusta abrazar, otras sienten que se asfixian si les dan un abrazo y otras no le dan la importancia de transmitir afecto a través del mismo.

Nos escribimos: Te mando un fuerte abrazo por WhatsApp y cuando nos vemos nos damos un abrazo sin vida y frío. Tenemos que meterle goles a la FRIALDAD, SEQUEDAD Y AL MACHISMO que nos dice que los hombres no abrazan que eso es sólo para mujeres o gente cursi.

Los brazos eternos del Señor nos sostienen. Que hermosa promesa para iniciar este dia. Dios no es cursi, es muy expresivo. De acuerdo con Lía Barbery, autora del libro El lenguaje de los abrazos, al abrazar segregamos oxitocina (hormona del apego, la sociabilidad y la confianza), serotonina y dopamina, por lo que se genera una agradable sensación de bienestar, armonía y plenitud en el momento del abrazo.

Hoy tienes el reto de abrazar y dejarte abrazar por alguien. Pido al Señor te use trayendo sanidad física y emocional tanto para ti como para quien decidas abrazar.

Suscríbete, comenta y comparte con otros. ABRAZO FUERTE.

Pr. José Ángel Castilla

4 comentarios

  1. Necesitamos de los abrazos de nuestro Padre celestial, necesitamos también los abrazos reconfortables de nuestros seres queridos, y ellos también necesitan los nuestros. Convertiré en hábito abrazar más a mi familia y a mi prójimo, dar del abundante amor que Dios me da. Gracias Pastor, bendigo su vida.

    Me gusta

  2. No hay nada más reconfortable que recibir un cálido y sincero abrazo, desafortunadamente muchas personas se lo pierden, tal vez, aunque equivocadas, tendrán sus razones. Personalmente me gusta dar y recibir abrazos sinceros, y lo hago con mucha frecuencia. En mi intimidad diaria con Papá una de mis peticiones a Él, es que mis brazos sean Sus Brazos aquí en la tierra; brazos que consuelen y reconforten a mi prójimo en Su Nombre. Son buenos y necesarios los abrazos y muchas veces llegan oportunamente. Desde la distancia le envío mi fuerte y sincero abrazo pastor. Abba Padre con usted.

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s