Una serpiente estaba persiguiendo a una luciérnaga. Cuando estaba a punto de comérsela, ésta le dijo temerosa: puedo hacerte una pregunta? La serpiente le responde: En realidad nunca contesto preguntas a mis victimas, pero por ser tu lo voy a permitir. Entonces la luciérnaga preguntó: Yo te he hecho algo? No, respondió la serpiente. Pertenezco a tu cadena alimenticia? Pregunta la luciérnaga. No, volvió a responder la serpiente. Entonces por qué me quieres comer? Insistió el insecto. PORQUE NO SOPORTO VERTE BRILLAR. Respondió finalmente la serpiente.

Hoy titulo este articulo así y va dedicado a cada persona que no tolera el éxito de los demás. En su corazón lucha con la ENVIDIA.

Todos hemos deseado y ambicionado lo que otro tiene y hasta malestar de ver a los demás avanzar y nosotros no.

La ENVIDIA es una EMOCIÓN que implica ANHELAR lo que otro tiene y tener INSATISFACCIÓN y QUEJA permanente.

La envidia nace de la falsa creencia que nunca tendremos lo que otro si tiene.

Meritxel Hernandez dice: “la envidia es la tristeza por el bien ajeno y pesar por la felicidad de otros”

Todas las decisiones que tomamos se basan en sensaciones y todo lo que sentimos se basa en lo que pensamos. Si cambiamos lo que pensamos, cambiaremos la forma como sentimos. Si cambiamos la forma como sentimos, cambiará la manera de DECIDIR Y RECIBIR.


Gálatas 5:19a,21 (NTV)
19 Cuando ustedes SIGUEN LOS DESEOS de la naturaleza pecaminosa, los resultados son más que claros: inmoralidad sexual, impureza, pasiones sensuales, 21 ENVIDIA, borracheras, fiestas desenfrenadas y otros pecados parecidos. Permítanme repetirles lo que les dije antes: cualquiera que lleve esa clase de vida no heredará el reino de Dios.

Los éxitos y las grandes conquistas de la vida vendrán poco a poco. Pablo en este pasaje a los galatas registra que la envidia se hace evidente cuando damos rienda suelta a nuestra naturaleza carnal no crucificada.

No te DESESPERES, no CODICIES lo que otro a trabajado antes que tu. RENUNCIA a la envidia en el nombre de Jesús. ALÉGRATE y BENDICE el triunfo de otros. Un día llegará tu momento.

Si fue de bendición este articulo suscribete, comenta, dale me gusta y difundelo. Cada vez este devocional con la ayuda del Señor y tu apoyo llega a mas vidas.

Abrazo fraterno.

Pr. Jose Angel Castilla

4 comentarios

  1. Con la envidia, que es una de las obras de nuestra naturaleza pecaminosa, demostramos que aún no poseemos una naturaleza nueva y por consiguiente no estamos disfrutando nuestra identidad en Cristo.
    Cuando apréndamos a caminar en el Espíritu, vamos a aprender a celebrar los triunfos y el éxito de nuestros amigos y conocidos y ya no vamos a cerrar los ojos para no ver la luz que los hace brillar.
    Seámos luz y brillemos la Luz de Jesús.
    Necesaria Palabra pastor, Abba Padre con usted, hoy y siempre. Fuerte abrazo desde la distancia.

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s