Nuestro indicador de que somos hijos de Dios se muestra en nuestra fe y en el amor. Ambos son fruto del Espíritu Santo y reflejo del carácter de Jesús en nosotros. Eso nos lleva a permanecer y estar anclados a principios inamovibles.

Hablar y convencer con las palabras es fácil. Vender una buena imagen de nosotros mismos o de lo que hacemos es aceptable, pero nuestras decisiones de vida, forma de hablar y pensar, deben ser congruentes con nuestras creencias.

Una persona voluble se describe como alguien: Insegura, indecisa y demasiado influenciable.

La Biblia enmarca al VOLUBLE como alguien de DOBLE ANIMO, es decir, una persona semejante a la ola del mar que va y viene porque es movida por el viento pero no sabe con firmeza hacia donde va ni lo que quiere.

La versión NTV de la Biblia, el doble ánimo o ser voluble lo describe como lealtad dividida, es decir, una persona doble en sus decisiones y convicciones. Alguien cambiante en todo y nunca se sostiene en un principio o valor.

Es necesario que aquello en lo que creamos sea tan fuerte que afecte nuestras decisiones. Trabajemos nuestro carácter y seamos fuertes en lo que creemos y de lo que estamos convencidos.

No somos olas movidas por el viento, tenemos el fundamento de la Palabra del Señor y ella nos insta a pedir sabiduría si la necesitamos. RENUNCIA a ser indeciso, inseguro sobre lo que quieres. Levántate como una persona segura en convicciones y creencias. Cuídate de no ser influenciado por gente de doble ánimo, hoy quieren una cosa y mañana cambian a otra por sus inseguridades.

Busca ser inspirado y modelado por gente  cuyo referente sea la pasión por Dios y dependan en TODO de El. No seas como los que hablan de Dios pero no fructifican nunca. Si no muestro fruto soy como árbol estéril. No uses el nombre del Señor en vano, por nuestros frutos espirituales seremos medidos. Esa es la verdadera madurez.

Si hablas de Dios, muéstralo en tu cotidianidad. Mantén tu ánimo enfocado en Dios y Su Palabra. De allí vendrá tu fuerza cuando la necesites.

https://music.youtube.com/watch?v=D7zHMwdixYs&feature=share

Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete, comenta y difunde a otros. Abrazo fuerte.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s