Soy miope y uso gafas desde los 13 años de edad y lentes de contacto desde los 16. Es tan alta mi miopía que a muy corta distancia toda mi visión es borrosa, se me dificulta hacer muchas actividades básicas y necesito rápidamente usar mis lentes.

Espiritualmente nos ocurre algo parecido. No podemos caminar en la vida viendo las cosas borrosas y tropezando con todo cuanto encontramos si no tenemos puestos los lentes de la Palabra del Señor para seguir instrucciones y caminar con claridad hasta un destino seguro.

La Biblia es al miope espiritual que todo lo ve borroso, lo que las gafas o lentes de contacto son para mi cuando me despierto y necesito ponerlos en mis ojos para ver con claridad. La Biblia es un espejo en donde se puede ver reflejada la condición espiritual que vivimos. Ella nos exhorta y levanta si nos reflejamos en ella. De lo contrario solo la abriremos a conveniencia. Leemos o recibimos promesas, pero nos cerramos a sus ordenanzas. Obedecemos lo que nos conviene pero no permitimos que Dios transforme completamente nuestro corazón.

Poner en práctica los principios de Dios nos llevará a una vida de bendición. Ponte tus gafas espirituales y deja atrás el no ver por dónde transitas claramente. Toma correctivos a la luz de lo que Dios te muestre y comienza a fructificar en todas las áreas de tu vida.

Dios no ha terminado contigo, suscríbete, comenta y comparte con tus amigos y conocidos.

Te bendigo.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s