Desarrollar el habito de orar e intimar con Dios es algo que se forma, que se lucha, que se cuida, que se impone, demanda una agenda estricta, mucha repetición y disciplina hasta conseguirlo. Hoy llamaré ZORROS PEQUEÑOS a los enemigos de nuestra intimidad con Dios.

Piensa por un momento a que le dedicas tiempo y le eres fiel, de seguro es algo que te gusta mucho y te apasiona. Orar e intimar demanda lo mismo. Los zorros no se ven pero atacan los viñedos florecidos, nuestro futuro fruto. Tenemos que estar apercibidos a cercar bien nuestra viña de la intimidad con Dios para no dejarlos entrar.

Los zorros pequeños enemigos de nuestra viñedo del amor serian:

1. PECADOS COMETIDOS

Salmo 66:18 (NTV)

18 Si no hubiera confesado el pecado de mi corazón,
mi Señor no me habría escuchado.

Cuando fallamos a Dios por algún pecado cometido, esto crea una distancia a través de la culpa y vergüenza, trae apatía a intimar con Dios y nos sentimos indignos de acercarnos a El.

2. FALTA DE PERDON

Marcos 11:25 (NTV)
25 Cuando estén orando, primero perdonen a todo aquel contra quien guarden rencor, para que su Padre que está en el cielo también les perdone a ustedes sus pecados.

Por mucho que nos acerquemos a pedir por algo, la prioridad es perdonar a aquel por quien hemos venido depositando rencor, odio y nos mantengamos en conflicto permanente. Sin esto nuestras oraciones jamás serán respondidas adecuadamente.

3. DUDAS O INCREDULIDAD

Santiago 1:6
6 Cuando se la pidan, asegúrense de que su fe sea solamente en Dios, y no duden, porque una persona que duda tiene la lealtad dividida y es tan inestable como una ola del mar que el viento arrastra y empuja de un lado a otro.

Orar y no creer nos semeja a las olas del mar movidas por el viento. Cada acercamiento en oración demanda que creamos que lo que vamos a pedir está hecho y Dios responderá a nuestro favor en el nombre de Jesús.

Renuncia ahora en oración a estos tres enemigos de nuestra intimidad en el nombre de Jesús y fíjate la meta de desarrollar hábitos sanos y constancia para que todo lo que inicies lo termines en el Señor. Dios no ha terminado contigo. Te bendigo. Abrazo fraterno.

Pr. Jose Angel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s