Una persona incongruente es insensata y sus actos y sus palabras son contradictorios.
A un insensato poco le importa la opinión que los demás le merezcan y no toma en cuenta los sabios consejos recibidos. Pareciera que no desea crecer ni madurar, aunque de palabras diga lo contrario. Tiene un bonito discurso para decir, pero su vida es antónima a lo que dice. Como se diría popularmente: Puro BLA, BLA, BLA.

No podemos vivir esperando ser aprobados en cada momento de la vida por lo que decimos o hacemos, pero tampoco podemos irnos al extremo de caminar sin la guia o la exhortación de alguien maduro que pueda inspirarnos. Todos tenemos áreas oscuras poco visibles a nuestra vista. Es de humildes dejarnos guiar.

Lo que decimos tiene que ser congruente con lo que hacemos. Tenemos que poner en práctica lo que predicamos. Sintoniza tu discurso con tu vida cotidiana.

Si encuestan a tu entorno de familia, amigos y compañeros de trabajo, ¿Saldrias bien librado? O dirian: Es una persona que habla de Dios pero su vida no refleja lo que dice. No es congruente entonces nuestra vida.

¿Cierto que nos daría tristeza?

Pablo nos entrega un confrontante consejo a todos aquellos que hemos decidido servir a Dios. Si deseamos gobernar o liderar los asuntos espirituales, tenemos que empezar por liderar bien nuestra propia casa.

¿De qué nos sirve decir que tenemos discípulos y ufanarnos mostrando las personas a las que les hemos predicado, y hemos sido de bendición para ellas, sí en nuestra propia casa y familia no damos testimonio del amor del Señor?

¡ES INCONGRUENTE!

Incongruente es hablar muy lindo de Dios y deber dinero y no responder a quien se le debe, que tus hijos no se sometan ni te respeten, tener tiempo para orar por otros pero no para tu familia, juzgar a otros por errores y pecados que tambien tu cometes, gritar, decir malas palabras y ofender, pero en la iglesia sonries y bendices a todo el mundo.

Ponte a cuentas con el Señor y pídele al Espíritu Santo trabajar en la congruencia que tanta falta nos hace a todos. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete, comenta y comparte. Abrazo fuerte.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s