Típica frase de cajón y excusa de todos los que anteponen sus ocupaciones, a buscar al Dios que los bendijo. Se les olvidó que cuando no tenían y carecían de casi todo, emocional, material y espiritualmente, buscaban con fervor al Señor, eran sencillos y pedian consejos.

Independientes y suficientes en nosotros mismos, así nos volvemos cuando ya no tenemos tiempo para orar, ir a la iglesia o reunirnos con personas que nos influyan espiritualmente, pero para el trabajo, la diversión, el deporte, la vida social y el ocio si hay espacio en la agenda. ¡Es desconcertante! “Sin dinero pero con Dios o “bendecidos”sin tiempo para buscarlo.”

Si no tener tiempo para Dios es la nueva vida, prefiero la anterior.

Israel, nación que vivió 40 años en un desierto, sólo dependiendo de Dios, fue advertida a no olvidar esos años difíciles antes de ingresar a la tierra prometida. La abundancia de una bendición, no nos puede dar amnesia, ser orgullosos y olvidar que fue Dios quien nos bendijo.

Cuidemos el corazón de no ser interesados con Dios. He visto casos de personas que mientras “necesitaron” asistían a la iglesia, eran aparentemente muy espirituales y se mostraban interesados en crecer. Necesitaban materialmente de muchas cosas que le pedían con tanto fervor a Dios, un trabajo, una empresa, liberación de un dinero retenido, una familia, etc. Tan pronto el Señor respondió se alejaron y dejaron de orar. Fueron tan “bendecidos” que ya no tienen tiempo para congregarse, tener los hábitos espirituales que antes practicaban y cambiaron a Dios por su nueva “bendición”. Ahora tienen tanto, que Dios pasó a un segundo o tercer lugar.

No creo que eso sea bendición. La verdadera BENDICION es completa, lo incluye a El, enriquece y no añade tristeza. Si buscar del Señor no hace parte de nuestra intimidad diaria, dejamos de crecer espiritualmente y nos volvemos carnales. Se nota en lo que decimos y la forma en la que lo hacemos. Reflejamos una incorrecta imágen de Dios y sus bendiciones. Mostramos sólo stress, enfermedades por trabajar tanto y ambición de producir y ganar. Es triste ser tan interesados en sólo buscar a Dios cuando nos conviene.

No haga de su BENDICION algo pasajero. Dios es eterno y no compite con “cosas”. Sea agradecido con la fuente de su bendición. El no ha terminado contigo. Suscríbete a WordPress, comenta y comparte con otros. Te bendigo.

Pr. José Ángel Castilla

2 comentarios

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s