Los scouts tratan de estar SIEMPRE LISTOS para sortear cualquier percance o situación que enfrenten en su actividad de campo. Inspirado en su hermoso lema, título hoy el artículo con el nombre: ¡SIEMPRE LISTOS!

Incontables los libros que hallamos sobre liderazgo, pero son pocos los que encontramos que nos formen en el servicio a los demás. El sistema del mundo busca que otros nos sirvan, pero no servimos a nadie. Aunque la Biblia nos llame cabezas y no colas, tenemos que aprender a servir a Dios, sirviendo a los demás.

Servir no significa ser menos. Es imitar el liderazgo de Jesús, el cual se hizo como esclavo para lavar los sucios pies de sus discípulos, con esto les dió una gran lección de humildad y servicio. Ese es el Reino. JESÚS nos enseña a ponernos en el último lugar y servir a todos. El dice que esos serán llamados los primeros.

Tener poder y no tener un corazón de servicio para ejercerlo, puede ser tan perjudicial para quienes son liderados. Ser jefe, tener autoridad, gobernar una nación, etc, no significa oprimir, manipular y pisar a las personas. La falta de carácter y la inseguridad son factores nocivos para ejercer servicio a los demás, porque utilizamos el poder para dañar y no para bendecir.

Dios nos da poder para liderar como Jesús, con corazón compasivo y espíritu de servicio.

El día en que fui empoderado como pastor, di unas palabras a la congregación y dije: “que no era hombre que le gustara ponerse en ningún lugar ni aun pedir ser puesto para cualquier actividad ministerial”.

Siempre he esperado hasta el día de hoy ser llamado, no llamo a que me pongan a hacer, pero mi corazón siempre está dispuesto y estoy SIEMPRE LISTO a recibir instrucciones y servir. Esa es la actitud de siervos correcta que debemos tener.

Pídele al Señor que ponga PASION en tu corazón para ayudar y servir a los demás. Siempre hay algo que podemos dar, conocimiento, recursos, etc. Alguien necesita de lo que tienes o sabes. Que tu servicio sea grato y una ofrenda de amor para el Señor. Esa debe ser siempre tu mayor motivación: AGRADARLE a El. Manténte SIEMPRE LISTO…

Dios te bendiga. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla