Un valle es un accidente topográfico entre dos montañas o cordilleras. Si hablamos en sentido espiritual, un valle se refiere al tránsito entre montes de problemas y situaciones adversas a un lado y otro. Sólo se culmina cuando el río de ese valle entregue sus aguas al mar u otro río.

¿Cuanto falta para llegar al mar o a otro río de tu situación? Los tiempos los determina el Señor. ¿Quien te introdujo a ese valle de llanto? ¿Por que estas allí? Hay preguntas sin explicación. Muchas de nuestras preguntas al por qué de lo que vivimos obedecen a dos cosas: Trato de Dios para pulimentarnos o errores propios al no seguir Su dirección divina, por la terquedad del corazón.

No busques culpables. la respuesta la tiene el Espíritu Santo, pregúntale en este día.

Un valle puede ser espiritual, emocional o económico.

Un valle espiritual lo pasas cuando sientes que Dios no te responde o se retrasa en la respuesta a tu oración. Te has decepcionado de Dios porque lo sientes lejano. Te fallaron, con o sin razón, líderes espirituales, pastores o mentores. Te falló la religión tradicional, o aún la iglesia donde asistes o asistias. Te faltó quién escribe este post, en fin. Si necesitas culpar a alguien, es momento de sanar, perdonar y olvidar para poder crecer.

Un valle emocional tiene que ver con el mal manejo a tus emociones de montaña rusa que en las luchas y conflictos propios se te dificulta relacionarte correctamente y ser errático en tus elecciones. Es andar siempre lamentandote por el tipo de vida que te ha tocado vivir. Es no superar el dolor y descubrir el propósito del mismo.

Un valle económico lo atraviesas cuando tienes carencias fuertes, deudas y situaciones de mal manejo financiero por errores del pasado o tu ser compulsivo y deliberado a la hora de comprar. Terminas adquiriendo lo que no necesitas y nunca presupuestas nada. Todo lo que ves se te antoja tenerlo.

CUAL ES TU VALLE DE HOY?

Drena tu alma sacando el dolor y llanto contenidos, hay un manantial de agua fresca y lluvia para tu sequía. Manto de bendición y fuerza de lo alto TE PROMETE DIOS en este salmo.

Dios no ha terminado contigo, suscríbete, difunde este artículo si fue de bendición a tu vida.

Abrazo fraterno.

Pr, Jose Angel Castilla

2 comentarios

  1. Dios prometió estar siempre con nosotros, no importa en cual valle estemos hoy, que situación difícil estemos afrontando, si confiamos en Su palabra, veremos como él cambiara ese valle en lugares de manantiales refrescantes y en lluvia de bendiciones. Bendigo su vida Pastor.

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s