Hace siete años un gran hombre de Dios a quien admiro, mientras oraba por mí sintió decirme: ¡Al Señor le ha placido darte! Hoy título este post con la palabra con la que me embaracé en el corazón y con la cual le creí a Dios, que había llegado el tiempo de comprar casa propia, luego de tres fallidos intentos por diversas situaciones, que no mencionaré en este artículo.

¡El Señor es la fuente inagotable de todo! Y a El le produce placer vernos bien. Hay personas que predican un evangelio en donde muestran a un Dios molesto, amargado e inconforme con ver a sus hijos prosperar. Creo que las pruebas hacen parte del trato de Dios para hacernos mejores. El cielo tiene puertas que se abren cuando obedecemos, pero también por algo llamado gracia y favor inmerecidos. Dios le place darte lo que no te mereces y que yo llamo: ¡inesperadas bendiciones!

El milagro de reunir una cuota inicial estaba en el corazón de Dios para mí pero no en mi presupuesto. Fue tan solo creer e incubar una palabra en mi corazón y Dios abrir oportunidades de trabajo de forma sobrenatural e inesperada para cubrir la totalidad de esa cuota inicial. Reunir toda esa millonaria cifra fue un milagro indiscutible aún en medio de momentos difíciles por lo que atravesé en ese tiempo, como lo fue ver a mi mamá agravar su salud y partir a los brazos del Padre.

Dios no se detuvo y cumplió su promesa. Hoy disfruto de vivir en el apartamento que le plació darme Dios.

Cuando las personas llegaban a mi casa a conocer el milagro de Dios, les entregué una llave de color dorado como símbolo profético de fe que así como Dios lo hizo conmigo, lo podía hacer también en su vida. Esas llaves son nuestra fe. Si lo crees abrirás puertas tu también.

A Dios le ha placido darte. ¿Estás listo para recibir tu milagro? Abre tu boca de bendición y no de maldición. Cree en qué todo lo que sale de la boca de Dios es vida. Incuba en tu corazón tu milagro y espera. Recuerda que Dios comenzó y aún no ha terminado contigo.

Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s