Escrito por: Lucy Castilla

Los niños creen ciegamente en todas las cosas que les dicen. Cuando niña crecí cerca de varios familiares adultos que influenciaron mi vida, algunos positiva y otros negativamente. Escuché palabras de pánico o de terror y mis oídos fueron bombardeados con temas sobre: la oscuridad, juegos infantiles, ir a lugares solitarios o sexo. 

Esto me hizo crecer como una persona insegura, llena de angustia y de temores.  

Al pasar el tiempo me tocó enfrentar la vida lejos de mis padres, abuelos y hermanos menores fuera de mi ciudad natal (Montería-Colombia). Al iniciar estudios universitarios la jornada era nocturna y mis temores tomaron más fuerza. La falta de conocimiento y dirección sabia, me llevaron a refugiarme en personas que, aunque trataron de ayudarme, algunas de ellas no fueron de buena influencia para mi vida.  Cometí muchos errores.

Cuando confías sin conocimiento y te dejas llevar por la inmadurez, te equivocarás muchas veces. Los errores te llevarán a cometer más errores y te desviaran del plan y del propósito que Dios tiene preparado para ti.

Un día el camino de errores, me llevó a un callejón sin salida, en donde se encontraba Jesús, quién tendió sus brazos de amor para mí. El llegó a mi vida para cambiarlo todo. Para devolverle a mi vida la luz, el brillo, la seguridad, la confianza y el amor verdadero.

He aprendido que mi confianza no debe estar puesta en personas, aunque me amen, tampoco en las cosas materiales; porque tanto las unas como las otras hoy están y mañana no. Mi absoluta confianza debe estar puesta solo en El, en lo que Él me ha dicho. Aunque no vea, aunque no entienda, debo creer totalmente en El.

Corre tu carrera de la vida confiando en quien es fiel para completar la obra de amor que empezó contigo. Depende de ti, ver el cumplimiento de su Palabra en tu vida y en tus generaciones. Recuerda que El no ha terminado contigo.  Un abrazo fraterno.

Edición: Pr. José Ángel Castilla

Recuerda que los viernes recibo y edito artículos de mis lectores. Si quieres compartirme uno, envíalo al correo joseangelcastilla@hotmail.com

5 comentarios

  1. Gracias hna Lucy por compartir este mensaje. El caminar con Cristo demanda fe; confianza absoluta en él, y la verdad es que nos cuesta llegar a estos niveles de fe por sí solos, porque tendemos a confiar en lo que vemos, y en nosotros mismos, así fuimos enseñados en nuestra vieja manera de vivir, y Dios lo sabe, por eso nos da a su Espíritu Santo para ayudarnos y enseñarnos a confiar solo en Él. Gracias por este espacio de bendición. Dios continúe bendiciendo sus vidas.

    Me gusta

  2. Así es, el conocimiento de Cristo nos hace confiar absolutamente en Él, dejar aun lado toda creencia que nos diga “es imposible” o que nos aparte de la fe. El apóstol Pablo en filipenses 3:8 dice que todo lo demás es basura para él con el fin fe ganar a Cristo, esa es la manera que debemos vivir nuestra vida, abandonandonos a aquél que puede hacer las cosas más abundantemente de lo que pedimos o entendemos. Bendiciones hermana y Pastor. Excelente mensaje.

    Me gusta

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s