Nunca había vivido la sensación de pánico generalizado en mi vida como el que se ha experimentado en estas últimas dos semanas a raíz de la pandemia del Covid 19 en el mundo entero. La sensación de miedo e inseguridad más grande de este siglo se vivió con el 9-11 en NYC.

Cuando vemos las estadísticas de lo que sucede alrededor del mundo con 181.165 afectados y 7.114 muertes, nos alarmamos y es allí cuando aflora la fragilidad humana y lo vulnerables que somos. No hay lugar seguro en este mundo. No existe sueño americano, no hay un lugar marcado como invulnerable ante las crisis y las pruebas. Donde te metas estás expuesto, pero allí estará el Señor y El te cuidará. Todos lo necesitamos y en este difícil momento mundial, con mayor razón debemos poner nuestra mirada en El.

Mapa tomado de la OMS mostrando la pandemia.

El perfecto amor de Dios quita los miedos del corazón. Mientras no experimentemos a plenitud ese amor, SIEMPRE NOS SENTIREMOS SOLOS Y ATEMORIZADOS. Sentirnos amados por nuestro Padre eterno, nos llenará de fe y de seguridad en los momentos más difíciles. Su presencia manifiesta en amor, se llevará el temor.

¿A qué le tienes miedo hoy? ¿A ser contagiado de corona virus? ¿A perder tu empleo? ¿Enfermar o Morirte tu o los tuyos?

Creo que la falta de esperanza en la eternidad, genera incertidumbre respecto al futuro. No temas a quedarte sin empleo y arriesgar el sustento de tu familia, enfermarte, morirte y dejar huérfanos a tus hijos, no tener recursos para su educación o temor a perder a tus padres.

Dedico este post a todos los que sienten miedo a enfermar y a morir. Bendigo a todos los médicos y enfermeras que atienden a pacientes infectados en el mundo. Son héroes. Dios guarde sus vidas y familias en el nombre de Jesús.

Dios te recuerda que El es Jehová Jireh (Dios proveedor) y también Jehová Rafa Dios sanador) El utilizará los medios (el empleo, un contrato, una empresa, una persona) para bendecirte, pero TU SUSTENTO viene de EL. No te enfoques en los medios, ENFOCATE EN DIOS.

Cuando Israel tránsitó en el desierto no podía cultivar, ni cosechar para poder alimentarse. Tenían que DEPENDER completamente de Dios. Y en el desierto apareció el maná, pan que les daba el Señor y que sólo debían recoger CADA DIA. No podían tomar porción de mas, una para cada día porque Dios desea que dependamos de El todos los días. Maná que tomaban de más, se les dañaba.

El maná que necesitas hoy lo recibirás hoy, el maná de mañana vendrá mañana porque tú sustentador te proveerá. Y cada día traerá su afán.

Pon tus ojos en el Señor y depende de su providencia divina. Te bendigo. Dios no ha terminado contigo. Si te bendijo esta entrada te invito a suscribirte y compartir con otros.

Abrazo fraterno.

Pr. Jose Angel Castilla

2 comentarios

  1. 12 Les dijo Jesús: —Venid, comed. Y ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: «¿Tú, quién eres?», sabiendo que era el Señor. 13 Vino, pues, Jesús, y tomó el pan y les dio, y asimismo del pescado. 14 Ésta era ya la tercera vez que Jesús se manifestaba a sus discípulos, después de haber resucitado de los muertos. Juan 21: 12-14

    Hoy Jesús nos reitera la invitación, en estos tiempos de caos y confusión. Deja que el Señor te alimente y te de paz. Escudo y adarga es su verdad 🙏

    Me gusta

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s