Levantar los brazos y adorar al Señor, es una manifestación externa de lo que sentimos internamente. No necesitamos ser afinados, tener métrica o un bonito…

Leer más → Adoración en exclusiva