De niño uno de los juegos que más disfruté y me divertí, fue el famoso “escondido” como se le conocía coloquialmente. Si no te encontraban los demás jugadores, pues el juego emocionaba mucho más. Hoy titulo este post con el nombre : DIOS ES MI ESCONDITE.


La vida real es otra y no es un juego. Aunque haya personas que digan mentiras y se escondan de otras para no enfrentarlas porque les deben dinero o sencillamente, no deseen conversar, no existe un lugar lo suficientemente seguro en este mundo como para no ser encontrado por Dios.


Pocas personas saben (hoy serán muchas) que experimenté en un momento de mi vida, un fugaz cuadro de depresión, producido por presiones emocionales y luchas mentales. Varias veces me vi en la necesidad de: “escapar”, conducta típica de estos diagnósticos, pero en el lugar de mi escondite, me encontró el Señor y me cubrió con su amor.

David el salmista, vivió oculto a los ojos de muchos, en el desierto cuidando ovejas, producto de la vergüenza que producía su existencia a la casa de su padre. Esto le llevó a intimar con Dios y evitar renegar o quejarse, cosa que muchos hacen cuando se sienten atravesando el momento difícil. Esa roca, su escondite, su buscar en intimidad al Señor, refugiarse en esos brazos, le dieron seguridad y confianza de que Dios lo guardaba y escondía de las asechanzas del diablo.


Dios es tú escondite. Aprende a descansar en El. Tu vida y tu familia le pertenecen. Tus cabellos el los tiene inventariados. Nada se le olvida ni se le escapa. El te ama. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Abrazo fuerte.

Pr. José Ángel Castilla

3 comentarios

  1. El es mi escondite y mi refugio en la tormenta. Mi confianza está puesta en El. Su amor me cubre y su
    misericordia infinita rodea mi vida. Mi paz y mi tranquilidad se la debo a El.

    Me gusta

  2. Así es, en los momentos de dificultad, donde uno quiere estar sólo sin que nadie lo vea, Dios te encuentra, pero para consolarte en medio de todo. Gracias pastor Dios te bendiga.

    Me gusta

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s