Hay personas que siempre critican y juzgan a los demás, no mirándose ni reconociendo sus propios errores y debilidades. Caen en la ligereza de no ver lo bueno de la gente o desconocen lo que otros les enseñaron o entregaron. Al primer error o falla que nos ven, crean fijación en las astillas de nuestros ojos (errores y debilidades), pero nunca observan los troncos que ellos cargan y que les impiden ver.

Cuando te acercas a una persona y te concentras en conocerla, verás fortalezas y debilidades. ¿En cual de las dos te enfocas? Jesús nos insta a no ser hipócritas. Personas con doble moral buscando ser maestros de la conducta pero no nos sabemos conducir. Quitemos los troncos propios para después intentar ayudar a los demás a retirar sus pequeñas astillas de los ojos.

Todos tenemos virtudes y fortalezas, destaca eso en los demás. Que la gente a tu alrededor se sienta honrada por ti, a la hora de expresarte sobre ellos.

Fortalece las relaciones familiares y de amistad. En esta cuarentena llevamos un poco más de dos meses sin ver a personas especiales en nuestra vida. Tómate un poco de tiempo para llamarlas, honrarlas y afirmar esas relaciones que vale la pena conservar. Concéntrate en lo bueno de los demás, recuerda que tu también tienes troncos, mucho mas grandes que los de ellos. ¿Qué persona has juzgado por los errores que cometió contigo? Proponte un plan de reconciliación con ella y destaca todo lo bueno vivido y compartido en la relación.

Renuncia a la crítica destructiva y esfuérzate por hablar bien de los demás. Dios no ha terminado contigo, suscríbete, comenta y comparte con otros.

Bendiciones.

Pr. José Angel Castilla

3 comentarios

  1. Excelente mensaje. Nos suele pasar que cuando alguien nos hace daño, el dolor solo nos deja ver lo malo de esa persona, esta es una de las razones por las que el Señor nos manda a guardar nuestro corazón, para impedir que el resentimiento se anide allí y brote la amargura. Por eso si alguien nos lastima es mejor llegar a los pies del Señor y pedir que sane nuestro corazón y que nos muestre nuestras propias fallas y dejemos de juzgar, que podamos ver a quien nos rodea a través de sus ojos. Bendecido día pastor.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad que si tu tienes una paja en tus ojos como vas a ayudar a tu hermano que está en la misma condición que tu.Primero saca la tuya y después ayuda a tu hermano es cierto que en nuestra vida cotidiana siempre nos encontramos en el camino personas que te brindan una amistad y en el fondo somos unos hipócritas.reflexionrmos a dios no le sirve que estemos con el y seamos falsos cristianos en momentos nos tenemos que ayudar el uno con el otro.

      Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s