Desagradable oír quejas y quejas, pleitos y contiendas permanentes entre los israelitas. Ese fue el trabajo que le tocaba asumir a Moisés como líder de la gran comunidad caminante del desierto. Cuanta paciencia le tocaría desarrollar a este hombre escuchando una y otra vez problemas tras problemas.

No se en esta temporada de cuarentena, ¿Cuántas veces te ha tocado dirimir conflictos entre miembros de tu familia? ¿Te has prestado para oír con detenimiento y ayudar a liberar la presión que viven? O ¿Has explotado de rabia y te has sumado al conflicto mismo?

Siéntate, pide paciencia y paz para tu corazón al Señor, para ser un instrumento de reconciliación. Se usado para hablar con palabras conducentes a la restauración y no te unas a discordias interminables.

Si estás viviendo un conflicto interno, abre tus labios y saca todo lo que te amarga y habla con alguien. El pueblo esperaba todo el día para ser atendido. Dios pondrá a un Moisés que pueda escucharte y darte un sabio consejo de parte de Dios.

Recuerda que Dios no ha terminado contigo.

Llega hasta el final de este artículo y suscríbete a este blog, así recibirás una notificación cada vez que suba uno nuevo. Comenta lo que Dios está haciendo en tu vida y como la lectura de este blog te ha bendecido. Comparte con otros amigos y familiares.

Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

1 comentario

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s