Esta es una de las canciones más hermosas escuchadas y cantadas en todos mis años de conocer al Señor. Declara el poder que tenemos los hijos de Dios cuando alabamos su nombre. La alabanza y la adoración son dos de las herramientas que Dios nos entregó para enfrentar el mundo espiritual.

Muchos luchan en sus fuerzas y así quieren conquistar. Eso los lleva a cansarse y caminar afanados y atribulados. A diferencia de los que levantamos los brazos y le expresamos a nuestro gran Rey de Gloria, quien es y todo lo que ha hecho por nosotros. Por ello debemos hacer de la alabanza, un estilo de vida.

Ahora Moisés en el siguiente pasaje, vemos como consagró al pueblo para la adoración. Para ello le pidió pureza en sus ropas y abstención de toda relación sexual, como señal de espera para lo que sería un gran momento de manifestación del poder de Dios. Tenemos que seguir creyendo en lo que Dios sigue haciendo a nuestro favor. El no está cruzado de brazos. El es fiel y está mirando cada acto de sacrificio, entrega y amor con el que luchamos, pero también con el que lo buscamos.

Te invito a levantar tus brazos y declarar cuán grande y poderoso es nuestro Dios y todo lo que ha hecho y seguirá haciendo a nuestro favor. Recuerda que El no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares. Zar

Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s