El Señor no se compara con ningún otro dios. El es único. Todos los demás dioses de las muchas religiones existentes no se han entregado por amor como Jesús lo hizo por nosotros. Ninguno lo ha hecho y ninguno lo hará. Por eso no hay nadie que pueda compararse al Rey de reyes y Señor de señores.

Es tan errado que comparemos el pensamiento de los hombres, la filosofía de pensadores y eminentes con la Palabra de Dios. La sabiduría humana es animal y diabólica. En cambio la sabiduría del Señor es pura, ama la paz y dispuesta a ceder y a ser compasiva.

Por esta razón podemos tener la tranquilidad de tener a un Dios único, sabio y poderoso. Capaz de sanar, liberar y hacer milagros como nadie más. Sólo necesitamos creerlo. La garantía que lo que Dios dice, es verdad, la encontramos en Su poderosa y sabia Palabra.

Por ello, cada necesidad por muy grande que tengamos, le queda pequeña a nuestro Dios. Tenlo presente antes de pedir y de esperar en El. Conforme a su grandeza y a las promesas dadas, así serán sus respuestas.

Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

1 comentario

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s