Muchos venimos de la tradición religiosa católica, heredada de nuestras familias de orígen. Algunos de nuestros familiares y amigos se alarmaron el día que tomamos la decisión de convertirnos a Jesús y caminar con Él. “Te lavaron el cerebro”, nos decían otros. Era la expresión de reproche, al vernos decidir caminar con el Señor para siempre. Un camino que no da opción para volver atrás.

¿De qué manera estas asumiendo tu decisión de caminar con el Señor? Sólo caminas tibiamente, esperando ver milagros pero no te comprometes mucho, porque: ¿Tienes miedo del que dirán? Quizás: ¿El temor a la crítica? o que: ¿Te tilden de traicionar la religión, en la que un día te bautizó tu familia?

Hoy título éste articulo: Que todo el mundo sepa, instandote a caminar con la alegría y la esperanza de ser hijos de Dios. A no tener vergüenza de que nos reconozcan como cristianos evangélicos en donde quiera que lleguemos. No tímidamente como les sucede a algunos, que callan cuando tienen que hablar y critican cuando deberían orar y permanecer callados.

Nadie convierte a nadie, sino por la obra del Espíritu Santo en cada persona. Podemos orar, predicar y modelar el amor de Cristo. Ese es nuestro deber, pero el tiempo perfecto de cada corazón sólo lo conoce Dios. Por ello, tal y como le pasaba al apóstol Pablo, estando preso no renegó, sino que entendió el propósito de lo que vivía. Todos, hasta los guardias, sabían que estaba preso por causa de Cristo.

Que todos sepan quien eres. No te de pena orar o abrir la Biblia delante de los que un día te criticaron por buscar de Dios y aún te vieron cometer errores, pero ahora los has superado. Aprende a ser sabio en la forma que utilizas, para llegarle a los renuentes y hostíles. No desaproveches momentos para traer esperanza y ánimo a los corazones angustiados.

Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares lo que Dios está haciendo en tu vida.

Te bendigo. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

1 comentario

  1. Me recuerda a Isaías 2:6 segundo párrafo están llenos de las costumbres traidas del Oriente, no es, solamente no volver atras si no tener un cambio que revele a Cristo en nuestros corazones, pensamientos y actitudes, dejar de pecar contaminando el Alma, el cuerpo y espíritu del hombre para conectarnos a Dios, nos llenará de identidad y seguridad de lo que hacemos profesando la fe De Cristo que es verdad y luz para nuestra vida de nada vale cambiar de creencias si no practicamos con seguridad lo que creemos para no traer las cosas del mundo a la verdad de Cristo recibiremos la trasformación de todo nuestro ser por la perfección de nuestra fe como dice romanos gracias pastor por el denuedo bendiciones callar el evangelio jamás y la palabra de verdad

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s