Quien aparenta, muestra a los demás una imágen totalmente distorsionada de la realidad de ser quien no se es. Pablo en el siguiente pasaje, estando preso, nos enseña acerca de la necesidad de dejar a un lado el egoísmo y no impresionar a los demás. Pregúntate cuántas veces por quedar bien con los demás, te ha tocado mentir y mostrar a otra persona lejos de ser tú mismo.

Tenemos que aprender del Señor. Vino a la tierra como un Rey siervo, sin pretensiones, ni exigencias como Hijo de Dios. Siempre humilde en una actitud de servicio y amor por la gente. Cuando hablamos de humildad, hablamos de humus, es decir, tierra. Una persona humilde no tiene nada que ver con la forma de vestirse o el lugar donde vive, porque orgullosos los hay en casas lujosas pero también en casas sencillas y modestas.

Esta enseñanza nos lleva a ponernos en una posición de humildad y sencillez delante de los demás. Como imitadores de Jesús, nuestra mejor versión de vida siempre será servir y nunca olvidar que somos de barro, osea gente moldeable y dúctil. Bendice entonces con lo que sabes, con tu carrera, con tu empresa, con las cosas materiales que Dios te ha dado.

Cuánto más el servicio debe primar en este tiempo en el que muchos padecen y esperan que alguien les extienda su mano. Da gracias a Dios por que tienes una pensión de jubilación, devengas un sueldo o tienes un ingreso. Hay personas que en esta temporada perdieron su trabajo, otros su ingreso se redujo en un 20, 30 y hasta un 50 por ciento.

Cada vez que des gracias a Dios porque no te falta nada, recuerda que hay una persona que quizás necesita. Extiende tus manos en generosidad, se respuesta de parte del Señor para alguien. Guarda tu corazón de la arrogancia, el orgullo y el egoísmo. Considera a los demás como superiores a ti. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares.

Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

1 comentario

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s