Este jueves de TBT en este blog, tomamos espacio para releer uno de los artículos más leídos del año pasado. Siempre revisado y reeditado a tiempo presente. Hoy le corresponde el turno a: ¿Hasta cuando enojado? Espero edifique sus vidas en el nombre de Jesús.

Algunas personas se irritan con facilidad y fácilmente su enojo, puede durarles dias, semanas o meses. Preguntate: ¿Cuánto tiempo duras enojado? Quien se enoja tiene una percepción equivocada, no ha obtenido todo lo que quiere en la vida, y por ello se siente impotente. Detrás del enojo se esconde una herida, la sensación que nos deben o nos han robado algo, un lugar o posición, una persona, nuestra dignidad y el respeto.

Al enojarnos fácilmente ante situaciones o personas, debemos revisar cuál es la raíz del mismo para combatir el problema y no terminar combatiendo a golpes físicos o dando puñetazos con nuestra lengua a los demás. Recuerda que el enojo exacerbado, lleva a la violencia verbal o física. De allí que la Palabra nos insta a que no nos dure más allá del atardecer de cada día.

Es incomprensible cómo personas llevan muchos amaneceres molestos y anocheceres donde producto de su enojo, le cortan el habla a sus seres queridos. Es el orgullo entonces, el asesino de todas las relaciones humanas. En algún momento de mi vida, experimenté mucho enojo, porque alguien no prestaba atención a mis aportes y consejos, los cuales sentía que eran vistos como poco importantes. Mi reacción natural en ese momento, era gritar y romper o tirar cosas. Cuando nos desafían e irrespetan es normal que lleguemos a enojarnos. No es pecado enojarnos, más si lo es la consecuencia del mismo.

Revisa tu corazón, pide al Espíritu Santo, forme tu dominio propio y proponte pedir perdón a quienes ofendiste producto de tu enojo. Busca hablar y compartir tus sentimientos negativos con alguien maduro emocional y espiritualmente. No busques a un iracundo por consejero que te diga lo que tienes que hacer.

Renuncia a toda ira y raíz de amargura de tu corazón en el nombre de Jesús. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares el link de este devocional.

Dios te bendiga. Abrazo fuerte 💪

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s