Ese mismo hombre sabio que se sentaba a impartir sabiduría y todos los que lo escuchaban, quedaban deleitados con sus dichos, dejó un legado maravilloso a través de los proverbios. Una lectura que edifica, deleita y trae a nuestra vida en cada consejo, el llevarnos a ser disciplinados, exitosos y tomar decisiones sabias que nos lleven siempre a “hacer lo correcto”. Ese hombre fue el sabio Salomón.

Creo que la vida en Cristo debe llevar un especial sello en nosotros de integridad, que nos lleve siempre a obrar de manera justa, haciendo siempre lo correcto en nuestro proceder. Siendo éticos, justos y no segmentar el pensamiento entre delante de quién operamos de una forma, pero cuando estamos frente a otro grupo de personas somos de otra. Quien busca la forma de tomar atajos en la vida, buscando en su viveza llegar de primero, sin mirar a quien pisa y le hace daño, no siempre logra con sus actos agradar a Dios y a la postre siempre le irá mal.

¿De qué nos sirve llegar a cumplir metas y sueños, si en el camino desagradamos al Señor? Los proverbios le regalan inteligencia al ingénuo y sencillo de corazón. Aquel hombre enseñable que siempre desea crecer y ser moldeado. Como los niños guiados por su maestra al conocer las primeras letras. Así debe ser el corazón del que anhela y ama la sabiduría que viene del Señor.

Te motivo amado lector que en tu corazón siempre obres con el sano deseo de ser correcto en todo. Que la consecuencia de tus actos sean, ver el respaldo de Dios en todo lo que haces, porque has decidido vivir para agradar a un Dios que te ama y te guía con una sabiduría pura y benigna, totalmente antónima a la del mundo. Enfócate siempre en Jesús y recuerda que Él no ha terminado contigo.

Suscríbete a este blog y recibirás notificación a tu correo electrónico, cada vez que suba un nuevo artículo. Deja tus comentarios y comparte con otros amigos y familiares el contenido de este mensaje. Escribeme desde que lugar del mundo me lees. Feliz fin de semana. Abrazo fuerte.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s