Si me preguntas de qué forma puedo resumir éste no fácil año 2.020, lo haría de la siguiente manera: Momentos de Gratitud a Dios, ver Su fidelidad, sentir paz, tener emociones encontradas, cerrar ciclos, fortalecerme emocionalmente, sentir miedo y ansiedad. He tratado de buscar y derramar mi alma delante del Señor orando, adorando y meditando en la escritura. No ha sido el peor año como muchos insisten en ver. Creo que ha sido un tiempo de crecimiento espiritual y si nuestra fe y nível de búsqueda de Dios aumentó, ¿Cómo podemos decir que éste ha sido nuestro peor año?

¿Cómo puedes resumir tu año? Deja tus comentarios al final del artículo, permíteme leer y también edificarme de tus historias y testimonios de vida. Hoy comparto este pasaje que tanto me ha ministrado, en que cada cosa que te sucede, cumple un propósito y es que al final de todo te parezcas cada día más y más a Jesucristo. Dale entonces gracias a Dios, porque entendiendo esto, puedes decir: que todo obra para bien. Si no somos procesados para ser como Él, no entenderemos el sentido de éste pasaje.

Fuimos elegidos para llegar a ser como Jesús. Tenlo siempre presente. Espero que sigas creciendo y fortaleciendote en el Señor y Su Palabra. Por este año hago un necesario pare en este blog. Me detengo a tomarme un descanso en donde no escribiré. Te motivo a explorar bien y leer, muchos de los artículos escritos desde febrero de 2.019, cuando inicié ésta aventura de abrir un blog. Quizás muchos de ellos, no los hayas leído. Gracias doy al Señor por su dirección y sabiduría. El es mi fuente de inspiración y creatividad. Bendigo sus vidas mis amados lectores de 48 países alrededor del mundo desde donde las estadísticas me muestran que han leído éste año éste blog y lo han posicionado como su página devocional diaria. A Dios toda la Gloria.

El 4 de enero del 2021 retomo la escritura de artículos. Deseo que pases un buen tiempo en familia, en éste hermoso mes de diciembre. Abrazo fraterno para todos. Recuerda que Dios no ha terminado contigo.

Hasta pronto…

Pr. José Ángel Castilla

2 comentarios

  1. Puedo resumir mi año como un regalo especial del cielo; sentí que Dios me había preparado para este tiempo. Un tiempo de lentitud y mucha reflexión. También un tiempo de desafíos, que me permitió conocer más de mí y clamar más por la ayuda del Espíritu Santo. También fuí regalada con la presencia de mi papá en casa; y con el matrimonio de mi segundo hijo, lo cual me llenó especialmente de alegría. Gracias Pastor José Ángel por todo. Dios lo continúe bendiciendo ☺️

    Le gusta a 2 personas

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s