El evento más importante de la historia había sucedido. El Espíritu Santo había tomado el vientre de una virgen que milagrosamente concibió y dio a luz al Salvador. Pastores cercanos que estaban cuidando sus rebaños de ovejas, fueron sorprendidos por la aparición de un ángel del Señor. El resplandor de la gloria de Dios los rodeó. Ellos aterrados, pero el ángel los tranquilizó y les dijo: «No tengan miedo. Les traigo buenas noticias que darán gran alegría a toda la gente. ¡El Salvador, el Mesías, el Señor ha nacido hoy en Belén, la ciudad de David!

Ese advenimiento finalmente cumplió todas las profecías que sobre él se escribieron siete siglos antes. Hoy celebramos ese momento maravilloso que trae alegría, paz, regocijo al corazón y permite que renazca la esperanza. No temas en medio de los difíciles momentos que vivimos. Que la luz de Cristo alumbre en el corazón para compartir el amor de Dios que muchos necesitan. A ése ángel que tranquilizó a los pastores, se le unieron los ejércitos celestiales y pudieron alabar al Señor dando Gloria y declarando paz para todos aquellos en quienes Dios se complace.

En estos momentos tan inciertos que vivimos, donde necesitamos que vuelva a brotar la esperanza en el corazón, demanda que pongamos la mirada en Jesús, el autor y consumador de nuestra fe. No hay mayor regalo a recibir en esta temporada. Todo lo demás que puedas recibir, pasa a un segundo plano. Vive momentos a plenitud en familia, agradece a Dios todo lo que ha pasado, pero también celebra las pequeñas victorias recibidas. Quizás el milagro que esperas, aún le falta un poco más de tiempo para ser puesto en tus manos.

Mientras llega, celebra cada paso y agradece. No termines este año lleno de desesperanza. Terminalo con expectativa, muestra tu fidelidad a Dios en todo y por todo. Dios ha sido bueno. Cristo Jesús ha nacido. Que renazca la esperanza perdida, los anhelos frustrados cobren vida y que resuciten los sueños. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Te deseo con todo mi corazón que pases una feliz Navidad y un año nuevo lleno de la paz y el amor de Cristo brillando en cada uno de los corazones.

Abrazo fraterno amados lectores. Les bendigo. Atentos a los artículos que retoman a partir del 4 de enero.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s