Cuando era un niño, muchas veces sentí miedo a la oscuridad, especialmente cuando iba a dormir. Estando las luces apagadas, veía figuras en mi habitación que mi imaginación recreaba y me dejaba llenar de pánico, al pensar que esos “fantasmas” imaginados, me iban a hacer daño. Al hacernos adultos los miedos y los fantasmas cambian. Ya no nos atemoriza la oscuridad, pero otras cosas nos llenan de temor el corazón y pueden llegar a afectar nuestras valiosas y reponedoras horas de sueño.

Dios desea que tu sueño sea profundo y puedas sentir que Su presencia te infunde la paz, para poder descansar tranquilo. El enemigo de nuestras almas, se vale de diversos ataques mentales para alterar nuestro descanso. Dios es nuestro refugio y protección segura. No lleves a tus minutos previos a dormirte, cuentas que sacar o tristezas y agobios para recordar.

Piensa en cuán bueno ha sido Dios contigo y cómo su fidelidad te sostiene día a día. Lee un buen libro y medita en una porción de la Palabra. No temas a los ataques del mundo de las tinieblas, porque el Señor las venció en la cruz del calvario. Bendice a quien te maldice, ora por quienes te envidian o han hecho daño, pero no dejes que nada se robe la paz y el gozo de tu corazón, los cuales provienen de Dios.

Duerme sin miedo y ten la convicción de que Dios está contigo cuando duermes, mientras descansas el te cuida como madre a su bebé. Pido al Señor que todo ataque a tu descanso, ansiedades, pesadillas y preocupaciones que te perturben el sueño, sean quitadas de tu vida en el nombre de Jesús.

Quien te cuida mientras duermes, vigila por ti durante tu día. Recuerda que aún Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares el link de este mensaje. Escribeme desde que lugar del mundo me lees. Abrazo fuerte.

Pr. José Ángel Castilla

1 comentario

  1. Bella historia, cuidar lo que pensamos ayuda al buen descanso. A mí me encanta colocar una alabanza antes de dormir. En paz me acostaré y así mismo me levantaré 😄

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s