Somos olvidadizos de los favores recibidos. No olvidamos y llevamos muy presente, lo que entregamos a otros y aún a Dios. Pero no debemos olvidar ninguno de los favores recibidos de parte del Señor. Que eso dirija y eleve tu corazón para decir: ¡gracias!

El Señor jamás olvida quien eres y lo que te hace falta. Como buen padre sabe como guiarte, cuidarte, consolarte, alimentarte y animarte. Por ello título esta entrada de hoy con la frase: Que nunca se te olvide…

El salmista estaba tan agradecido con Dios que necesitaba cantarlo. Y tenía que expresar esa gratitud con todo el corazón y se recuerda a sí mismo, no olvidar todo lo bueno que el Señor hacía por Él. Y comienza a enumerar esas cosas buenas, en los versículos siguientes:

Que nunca se nos olvide bendecir el nombre del Señor, por quien es Él y por todas las cosas que ha hecho a favor de nosotros:

1. La bendición de sentirse perdonado. La falta de perdón nos ahoga de culpas, temores y nos mete en una cárcel de opresión y látigo permanente que no merece la gracia divina.

2. La sanidad de cualquier enfermedad y dolencias físicas y emocionales.

3. Sentirse salvos de la condenación eterna. La vida es más que caminar en ésta tierra, hay una eternidad de verdadera vida que Cristo Jesús nos ofrece.

4. Una corona de amor y misericordias. Porque nadie nos ama a plenitud como sólo él lo podrá hacer y extenderá su cuerda de misericordia para sacarnos del hoyo más profundo.

5. Colma nuestras vidas de cosas buenas. Nada malo nos ocurrirá si él nos lleva asídos de su mano. Abre tu corazón para recibir todo lo bueno que te quiere dar en éste tiempo.

6. Rejuvenecimiento como el águila calva. Su amor tiene todo el colágeno y la vitalidad emocional y espiritual para revitalizarte en todas las áreas. Será un secreto de juventud compartido a los 4 vientos. Aunque el cuerpo externo envejezca, el interno se renueva día a día.

¿Cuáles de éstas 6 bendiciones, toca tu corazón de forma especial? Déjame tus comentarios. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comparte con otros amigos y familiares el link de este mensaje. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

1 comentario

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s