Es tan larga la lista de personas que dia a dia se han venido contagiando de Covid 19. Las restricción de movilidad para asistir a centros masivos volvió a operar. El modelo de alternancia en la educación de niños y jóvenes se suspendió y ciudades enteras vuelven al confinamiento. ¿Qué hacer? Sólo escuchamos noticias que nos alarman y desestabilizan, pero el Señor está en quietud y completo control.

Creo profundamente en que su quietud no tiene que ver con incompetencia, sino que Él es Dios y no lo manipulamos con nuestras lágrimas ni aún por encima de lo bueno que pidamos, siempre operará primeramente su perfecta voluntad. Te invito a seguir creyendo en milagros. Porque ellos siguen vigentes y disponibles para todos y cuánto más en éste difícil tiempo que a nivel mundial atravesamos.

Este pasaje de hoy nos habla de su grandeza, de su poder, de su sabiduría y conocimiento infinito. Todo junto lo hace un ser único e inigualable. Por eso el nombre del artículo de hoy, da a entender que no hay quien se pueda comparar al Señor. Por mucho que el hombre intente y se esfuerce en hacer las cosas, tarde que temprano se agotará. Es allí cuando necesitamos acercarnos a la fuente y beber de su río para calmar la sed espiritual y poder ser nutridos.

Pide en este tiempo por milagros. En todas las áreas donde necesites ver la manifestación del poder de Dios, clama y espera. Hay un hueco en los cielos y las respuestas de Dios descienden con milagros de sanidad para el enfermo de Covid 19 y de cáncer, visitación sobrenatural para el que se encuentra en una UCI. Provisión sorprendente para el que no tiene un trabajo estable y se encuentra endeudado. Ánimo, fe y un abrazo de consuelo a quienes han perdido seres queridos.

Dios sigue operando y el cielo se moverá a tu favor, si tan sólo puedes creer. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares el link de este mensaje. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

2 comentarios

  1. Así es pastor, Dios es soberano y Él está a nuestro favor, aunque muchas veces no entendamos lo que ocurre, el Señor obra su perfecta voluntad. A Él sea la gloria por siempre.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Arlis Arzuza Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s