Gene Fowler dijo: “No es una desgracia tener que descansar un momento”

Leer esta frase dio orígen al título del artículo de hoy. Necesitamos en medio de la dura prueba que vivimos, tomarnos un momento para descansar física y espiritualmente. Lo agitado y estresante de ésta temporada, nos agota y nos descompensa por completo. Aún para ser soporte emocional y espiritual para quienes lo necesitan, debemos estar quietos y respirar la Palabra de Dios para que ese soplo nos vivifique.

La falta de descanso en Dios, nos vuelve dependientes de mecanismos distintos a él para reposar. En otro tiempo diríamos: Me voy a una finca o a la playa, un spa o salir a comer con la familia o los amigos. La pandemia y sus restricciones, nos hizo cambiar muchos hábitos sociales que teníamos. Una verdadera recarga y descanso, incluye no sólo dormir y hacer siesta, sino también no engancharnos en los conflictos tóxicos generados por otros.

Cuando no soltamos nuestras cargas a Dios, terminamos cargando a alguien o implosionando y dañandonos por dentro. Como pastor diariamente recibo las cargas de quienes me piden consejo u oración, pero al terminar mi día, llevo y suelto todo eso en las manos de Dios. Así como un río caudaloso, que vierte todas sus aguas al mar, entrega tu turbulento y agitado caudal de aguas de preocupación al Señor.

Jesús se muestra tranquilo y reposado en medio de una feroz tormenta. El se tomó un momento para descansar, mientras que las olas se levantaban bien alto. Sólo la confianza en el Padre, lo llevaba a descansar en medio de la tempestad. Muchos en momentos así corren, gritan, buscan refugio, pero Jesús se durmió en la barca. ¡Qué tremendo esto! En qué estaba pensando el Señor cuando se tomó ese momento para Él. Hagamos lo mismo. Toma tiempo para meditar, hacerte preguntas, hacer nuestros diálogos internos y luego con el Señor. Pero tómate igual que Él, ese instante para descansar.

La fe en Cristo te dará la paz que necesitas no importa cuál sea la tormenta que tengas que sortear hoy. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares el link de este mensaje. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

3 comentarios

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s