De niño escuché mucho el dicho popular que dice: “En boca cerrada no entran moscas”. Ese pequeño y desagradable insecto que revolotea frente a alimentos y sobre la basura. Nadie desea tragarse una mosca ni encontrar una en nuestra comida. La Palabra del Señor, describe que una mosca muerta hace heder y dar mal olor al perfume del perfumista. Por eso debemos ser sabios en nuestro caminar bajo el amparo del Señor.

Los que más saben no necesariamente son los que más hablan. La ligereza de palabras lleva a la imprudencia y nos lleva fácilmente a la vergüenza. Alguien de pocas palabras no significa que no sepa nada, por lo cual permanece callado. Alguien sabio comprende que llegará un momento de luz donde el necio se canse de la jactancia y permita que el sabio le instruya. Como hombres de Dios debemos estar siempre aptos para enseñar.

Alguien sabio y de pocas palabras, goza de la serenidad necesaria, para con dulzura y respaldo divino, instruir a quien pregunte sobre algún tema en particular. Sin arrogancia ni derroche de conocimientos. Dios detesta la altivez y el orgullo. (Busca el artículo: 7 cosas que detesta Dios). Siempre he creido que Dios deposita su sabiduría en quien se la pida, pero de forma especial en corazones que con humildad la usan para darle Gloria y agradarle.

De resto, seria un desperdício en boca de un necio. La sabiduría divina. Humilla tu corazón y reconoce que luchas contra el orgullo. Pide dominio propio para no juzgar y mantener callado 🤫 cuando necesites estarlo. Este tiempo de cambios necesitamos estar atentos para recibir dirección divina frente a los asuntos que demanden nuestra atención y concentración.

Para quien se rinde y pide hoy sabiduría y direccionamiento divino en áreas específicas, Dios está listo para hablarte. Dispón tu corazón y escucha lo que te quiere decir. Pero calla y déjalo hablar. Sé de pocas palabras, con una buena actitud para escuchar a Dios y a otros que necesiten de un buen consejo puesto en tus labios de parte del Señor para edificar a otros.

Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares el link de este mensaje. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

1 comentario

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s