La dependencia en las capacidades personales y no en las fuerzas que provienen de Dios, trae como consecuencia agotamiento físico, afán y ansiedad. Ser suficientes en nosotros mismos conlleva a ver puertas cerradas, hasta que entendamos y aprendamos a depender que El, es el dueño de los tiempos.

Para SER, sólo necesitamos DE la identidad, es decir, pertenecer o sentirnos parte de algo o alguien. Antes carecíamos de ella, ahora entendemos que el Señor nos adoptó como hijos suyos. La terquedad y obstinación producto de la naturaleza carnal y caída, termina haciéndonos errar vez tras vez hasta que no reconozcamos la auténtica necesidad de Dios en el corazón.

Jesús se compara a una vid y nos llama sus ramas, es decir, lejos de la vid será imposible permanecer y dar fruto. De ella recibimos identidad, valor, amor, vida, salvación y fe. Sin Dios pereceriamos en este mundo. Reconoce en este día tu necesidad de El. Cuan lejos o cerca te sientas, con una comunión cercana o escasa, ora hoy con profunda y urgente necesidad de que El llene cada vacío producido por la suficiencia, el orgullo que te lleva a tropezar y no reconocer que El es el Rey del universo y de tu corazón, si le permites entrar y morar allí para siempre.

No somos ramas secas que no sirven para nada porque en ellas no hay vida. Y toca llevarlas al fuego para quemarlas para siempre. Permite que la vida entre a tu corazón y vuelva la esperanza al mismo. Las preocupaciones, el entorno adverso, las luchas y debilidades que libramos, no serán más fuertes ni más grandes que el poder de aquel que murió en una cruz. Si es la primera vez que llegas a este blog devocional, repite estas palabras: Jesús, te necesito, limpiame de mis pecados, perdón por mis faltas y errores, te reconozco como el Rey de mi corazón y mi Señor para siempre. No ceses de creer que Jesucristo es el Rey de esta nación de 🇨🇴 por siempre.

Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares el link de este mensaje. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

1 comentario

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s