Escucho a personas que desde que inician hasta que culminan su día, colocar excusas, sentirse incapaces, ver limitaciones y gigantes donde no existen. A veces los “no puedo” o “no soy capaz”, sólo existen en nuestra mente. Ese autoreproche es una voz interior constante, que nos habla y pedirá explicaciones por cada cosa que decimos o hacemos. Escuchar con atención esa taladrante y negativa voz, detendrá avances y nos alejará del objetivo trazado.

Necesitamos pararnos firmes en nuestras determinaciones y convicciones. Jesús nos enseña que cuando digamos que sí, sea un sí sin duda alguna. Si decimos que no, que sea un no, dicho con contundencia. El autoreproche nos cuestiona con preguntas o afirmaciones de inseguridad tales como: ¿Por qué tomé esta decisión? ¿Para que fui a hablar? mejor me hubiera quedado callado ¿Cómo lo voy a hacer? Yo no puedo, soy muy jóven o estoy demasiado viejo, no tengo experiencia, no soy capaz.

Dedico éste articulo, a cada persona que se tiende a dar duro a sí misma y se limita mucho en su avance y progreso en la vida. Esas inseguridades producto del autoreproche, desean habitar dentro de nosotros mismos. Sólo con la autoridad en el nombre de Jesús, debes reprender y renunciar a ellas. La palabra del Señor nos enseña que todo lo podemos en Cristo que nos fortalece.

No te des duro a ti mismo, ni tampoco te autojuzgues. El autoreproche es parte de la cadena perpetua de la culpa. El enemigo de nuestras almas, desea atormentarnos y obsesionarnos con la mentira, que no podemos hacer nada o que nunca seremos lo suficientemente buenos o capaces de lograr cualquier meta. Cuando el apóstol Pablo nos enseña esto, previamente dice que había estado adaptado por el Señor a soportar tener que vivir con el estómago lleno o vacío. TODO LO PODÍA LOGRAR y SOPORTAR, porque tenía las fuerzas que necesitaba de parte de Dios.

No inicies una nueva semana lleno de quejas y sólo viendo limitaciones auto impuestas. El Señor te fortalecerá para que aprendas a convivir en abundancia o con limitaciones, sólo Porque DEPENDES DE ÉL. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Comenta y comparte con otros amigos y familiares el link de este mensaje. Abrazo fuerte.

Pr. José Ángel Castilla

 

 

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s