No todas las personas tenemos las mismas reacciones, cuando estamos sometidos a presión extrema. Podemos llorar, sudar, sentir náuseas, olvidar, tener reacciones de ira, cuando nos sentimos presionados. Nos somete bajo presión un jefe intenso y acelerado, un cónyuge impaciente y difícil de complacer, tener poco tiempo para estudiar y presentar un exámen, llamadas intimidantes del banco cobrando el dinero que no hemos terminado de reunir, en fin. Necesitamos darle adecuado manejo y gestión emocional a las presiones externas, o nos harán ver vulnerables y detonar de mala forma. Mira hacia adentro de ti mismo, con la ayuda del Espíritu Santo, e identifica por qué pierdes el control y la compostura, cuando te sientes: BAJO PRESIÓN.

No recuerdo haber leído antes éste pasaje de hoy. Salomón nos recuerda que fallar cuando estamos presionados por algo o alguien, demuestra cuán poca fuerza tenemos. Si carecemos de fortaleza para enfrentar las presiones de nuestro diario vivir, necesitamos ser revestidos del Señor para luchar y salir adelante. En momentos de adversidad y vicisitud, requerimos de más fuerza que nunca. El apóstol Pablo nos enseña que: “Todo (aún la presión más fuerte) lo podemos en Cristo que nos fortalece”.

¿En qué área de tu vida te sientes sometido a grandes presiones? Los leo al final de los comentarios.

Errar cuando sentimos presión, es propio del stress que podemos experimentar. Hay personas que tienen la habilidad de hacer muchas cosas y sacarlas adelante, sin gritos, peleas ni enfermarse del estómago, por la gastritis producida como reacción somática. Pueden sosegadamente responder por diversos roles. En cambio otros, a la primera responsabilidad forman tormentas en un vaso de agua y renuncian.

¿De qué lado te encuentras? Nuestros niños y jóvenes hoy son intolerantes a la frustración, pero los adultos a veces nos comportamos peor que ellos. Mira al Señor empujando junto a ti el arado con el que produces. No te vanaglories queriendote ver como el creador o generador de grandes ideas, Dios es la fuente de sabiduría. Comienza soltando esos pensamientos de creerte que por ti o por lo que aportas, es que las cosas se dan. Sin Dios, no somos ni haremos nada en ningún lugar.

Oro por que hoy recibas la porción de fortaleza que necesitas para poder luchar y vencer en aquello a lo que te debas enfrentar. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Bendice a tus amigos y familiares reenviando el link de ésta reflexión de hoy. Sígueme en instagram como: @pastorjoseangelcastilla

Abrazo fraterno para ti.

Pr. José Ángel Castilla

3 comentarios

  1. Que bueno que Ud tiene esa fortaleza que le da Jehová para construirnos con respecto a estos temas. Yo trabajo bajo presión y por motivación. Pero ahora sé que todo lo puedo en Cristo que me fortalece, que si él está en mi vida nada me faltará ni habrá barreras que no pueda vencer. Maravilloso es él.

    Me gusta

  2. De lo maravilloso de los seres humanos y que grita a viva voz la grandeza de Dios, es lo diferentes, únicos e irrepetibles que somos unos de otros, cada uno de nosotros diseñó una estrategia para poder desarrollarnos de la mejor manera que creemos posible, eso no quiere decir que sea la única forma o realmente lo mejor, el estrés puede ser algo que nos impulsa a avanzar si sabemos cómo manejarlo, pero cuando ese estrés no desaparece, es una constante en nuestras vidas y nos paraliza o nos enferma, es evidencia que no lo estamos haciendo bien. En mi experiencia como madre, hija, trabajadora, estudiante he vivido por etapas en las que he necesitado hacer break, ir a mi fuente que es el Señor, llenarme de nuevas fuerzas, revisar prioridades y retomar. No se como lo haces tú, pero si te digo que solo Cristo hará la diferencia, pueden haber muchos procedimientos para hacerte sentir mejor, sin embargo el tiempo con el Señor es la mejor medicina y la mejor terapia. Bendiciones a todos. Gracias pastor, un mensaje que nos hace reflexionar.

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s