Estudiando una carrera de detalles y estética como lo es la arquitectura, aprendí que un trabajo se presenta limpio y bien terminado. En el proceso de aprendizaje, cuando dibujaba, me equivocaba, comenzaba a borrar, mis manos terminaban negras y sucias por el residuo del lapiz que manchaba el papel tocándome empezar otra vez. En la antigüedad cuando se contabilizaba, todo quedaba escrito en tinta y no había manera de borrarlo, también tocaba empezar otra nuevamente.

¿Cuántas veces has empezado algo en la vida y has dicho borrón y cuenta nueva? Creo que la respuesta varía de acuerdo a la edad que tengas y el número de veces que sientas haberte equivocado y haber vivido. Tenemos que aprender a empezar otra vez y recomponer con la ayuda del Señor, lo que quedó de la explosión de nuestros Hiroshimas de la vida. A todos nos ha explotado algo más de una vez y nuestro papel se ha manchado de errores. Lo que nos pasó debemos capitalizarlo para levantarnos y seguir viviendo.

No saltes de un error al otro, sin haber aprendido del anterior. Hay gente que no quiere aprender. Olvida tu pasado de fracasos y embarcate en lo nuevo que comienza para ti, hay un final de una carrera que no ha acabado aún. Describe tu fracaso por un momento, medita al respecto y antes de continuar leyendo piensa si estás dispuesto a intentarlo una vez más. Hay algunos que se cansaron de intentarlo y se hundieron en un mar de desánimo y hasta deseos de acabarlo todo. El dolor de haber fracasado, no puede ser el combustible para decidir quitarte la vida o abortar de tu gran sueño o metas trazadas. Eres valioso e importante para Dios.

El Señor en la cruz borró tu pecado, comienza entonces un nuevo tiempo ahora. Desde la cruz se empezó a escribir un nuevo libro, tu historia de vida. Las cuentas ahora son distintas, los señalamientos y juicios clavados quedaron en ese madero del calvario.

Te bendigo. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final. Feliz fin de semana. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

3 comentarios

      1. El dolor de haber fracasado, no puede ser el combustible para decidir quitarte la vida o abortar de tu gran sueño o metas trazadas. Eres valioso e importante para Dios…Este Párrafo me ha tocado mucho en este dia, al ver como una vecina se acaba de quitar la vida, y entonces, yo me preguntaba, Existe algo tan difícil o fuerte que de verdad no haya una salida y que la decisión sea la de quitarse la vida?… Hoy como todos lo días no leí su blog en la mañana, sòlo ahora que tuve un receso y pude entender la respuesta de Dios en este Párrafo de su blog, y doy gracias a Dios por permitirme sentir que soy amada,valiosa e importante para Dios. Este es mi combustible para seguir adelante sin importar cuantas veces fracase. Dios es mi prioridad, mi fuente y mi pronto auxilio. Hoy puedo ver la diferencia entre los que hemos recibido a Cristo y los que no. Nosotros tenemos esperanza y cuàn importante es…. Gracias Pastor por sus enseñanzas, gracias a Dios por su vida y por hablarnos cada día de diferentes maneras. Hoy me.habló por medio de su blog..le bendigo.

        Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s