Hay cosas que sin planearlas, Dios te permite vivirlas y te adentra en ellas sin pedirlas, sin forzar a que lleguen y sin buscar nada. De esa manera, ves que ha sido Dios quien lo hizo todo para que estuvieras. Por catorce días por decisión de mis autoridades espirituales, estuve en un lugar hermoso retirado y apartado de las cosas que amo y saliendo de mi zona de comodidad para participar de un retiro de sanidad y libertad a una hora de Bogotá. Son de esos eventos que sólo vives una vez en la vida y que como todas las oportunidades que Dios nos permite experimentar, no la puedes dejar pasar por nada. Éste evento fue para mi, un regalo de Dios.

Hoy con ésta entrada de hoy, quiero destacar mi conclusión del tiempo vivido. Lo pude plasmar en un dibujo que hice mientras adoraba al Señor y fue a un hombre caminando hacia la cima de una montaña. Al llegar a la cúspide podía levantar sus brazos y contemplar un sol resplandeciente. Esa luz representa al Señor, su palabra y su Espíritu Santo. Debajo de la montaña estaba un hermoso y colorido jardín que representaba mi corazón sin dolor ni resentimientos.

Creo que me traje de ese retiro, ese compromiso de buscar al Señor y adorarle con mi florido corazón y subir todos los días a esa montaña a través de mi tiempo a solas con Dios en oración, palabra y adoración. Cada lugar en el que tu invoques el nombre de Jesús, él llegará y te visitará, pero hay algo especial que sólo se da cuando eres intencional en esos momentos dedicados especialmente para buscar al Señor. Más allá que sólo ir a pedir algo que necesitas. Es sólo estar con Él y disfrutar ese momento.

Cuando amamos, deseamos estar todo el tiempo posible, con la persona que amamos. Deleítate en Dios y busca reposar en Él. Su paz es incomparable e imposible de alcanzar por medios humanos, es fruto del Espíritu Santo. Busca y aparta momentos donde puedas deleitarte en el Señor y fortalezcas tu escucha de su voz. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Bendice a tus amigos y familiares reenviando el link de este mensaje. Deja tu comentario al final y escribe qué es lo que más disfrutas de la presencia de Dios. Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s