El pueblo De Dios comenzó a clamar en Egipto en medio de su esclavitud. Fueron 430 años de sufrimiento. Dios levantó a Moises para libertarlos, los saca después de muchos eventos como plagas y atravesar el Mar Rojo. Pero salieron para celebrar la pascua, porque por difícil que sea el escenario, el Señor siempre cumple porque Él es poderoso.
Después de abrir el mar, los eventos sobrenaturales que Dios hizo por su amado pueblo fueron extraordinarios. Pese a esto, la queja del pueblo cada vez era con más fuerza, y muchos se manifestaban en rebeldía en contra de Moisés.

El pueblo quería volver atrás y regresar a Egipto. Con su boca decretaron MUERTE y la  rebeldía de sus declaraciones, llevó a estos varones a morir en el desierto. Querían nombrar a un capitán que los regresara a su antigua vida de esclavitud. Sin embargo, Josué y Caleb no aceptaron eso. Rasgaron sus vestiduras y le dijeron al pueblo, que la tierra que Dios había prometido era buena. Porque Dios no hace nada malo. Todo lo que proviene de él es bueno.
Pensar diferente es motivo de crítica y somos objeto de piedras que ahogan y golpean la voluntad de Dios de  parte de personas usadas por el enemigo de nuestras almas.

Veamos las características de estos dos sobrevivientes (Josué y Caleb)

1. DEJE ATRÁS EL PASADO Y SALGA A CONQUISTAR SU TIERRA PROMETIDA
JOSUE 1:1-3«Después de la muerte de Moisés, siervo del Señor, el Señor habló a Josué, hijo de Nun y ayudante de Moisés. Le dijo: «Mi siervo Moisés ha muerto. Por lo tanto, ha llegado el momento de que guíes a este pueblo, a los israelitas, a cruzar el río Jordán y a entrar en la tierra que les doy. Te prometo a ti lo mismo que le prometí a Moisés: “Dondequiera que pongan los pies los israelitas, estarán pisando la tierra que les he dado:»
‭‭Josué lloró a Moisés, pero también llegó un momento en que tuvo que levantarse, secar sus lágrimas y conquistar la tierra. Dios no quiere que vivamos errantes o nómadas sin dirección o ser personas de doble ánimo.

2.- CAMBIA QUEJA Y NEGATIVISMO POR SOLUCIONES.
No te quejes. La gente sobreviviente y de conquista, siempre busca soluciones. La queja trae hostilidad y te vuelve amargado y enojado. Percibe todo negativamente y agranda los problemas. El quejumbroso no resuelve, pues quiere que otro le resuelva la vida. En Dios están todas nuestras respuestas. Quejarse nos lleva a vivir menos.
Nuestras palabras son herramientas para reparar y reconstruir.
Esta generación volvió la queja en algo cotidiano, pero JOSUE Y CALEB por cuanto tenían un espíritu diferente, creyeron la verdad De Dios y conquistaron. Ten ese mismo espíritu y dile a la circunstancia y al negativismo: Cállate, porque Dios tiene el control.

En mi siguiente entrada compartiré más características acerca de estos dos grandes hombres de Dios. Recuerda que Dios no ha terminado. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s