La Palabra del Señor nos llama MAS QUE QUE Vencedores por medio de Cristo. Su victoria es nuestra. Lo que se obtuvo con su resurrección trae preciosas y poderosas promesas que tienen que hacer parte de nuestra vida diaria. Como hijos de Dios, pero también vencedores, anhelamos fervientemente buscar cada mañana y cada día la fuente de vida y felicidad que sólo se encuentra en la persona de Jesús.
Este fue el secreto del rey David. Fue un hombre que descubrió en la oración, su mayor tesoro, su más efectiva medicina, su mayor descanso, y el origen de su sabiduría, su fuerza y su poder.

David aprendió a deleitarse en la presencia de su Padre y a depositar sus cargas delante de Él. Encontró respuestas para todos sus momentos. Sea de angustia, de dolor o en debilidad. Esto mismo debe significar para nosotros los tiempos de ayuno, de adoración, lectura bíblica en la presencia del Señor. Ideal a primera hora del día, pero también en la hora que acuerdes hacerlo con Dios. Es una «cita divina». Son momentos de refrigerio y recarga de fe y de nuevas fuerzas para continuar librando batallas y viendo Su Gloria. No pierdas en éste nuevo año 2022, el anhelo de buscar a Dios.

Disponte al iniciar cada mañana el ver Su misericordia, como consecuencia de confiar en nuestro Padre Celestial. Conoce y entiende el camino por donde debemos andar, fruto de elevar nuestra alma a Dios.
Esfuérzate en obedecer y hacer su perfecta voluntad, resultado de tener a Jesús como tú único y verdadero Salvador y Rey. Los resultados no se harán esperar, cuando decides poner en práctica sus enseñanzas.
Como resultado de buscar a Dios, él nos ungirá con su Espíritu, quien a su vez nos guiará hacia la victoria cada día.
Si creemos que Dios tiene un plan para prosperarnos, para darnos esperanza y un futuro victorioso, una vida rica y abundante, lo único que tenemos que hacer es aprender a estar en su presencia.

Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final. Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s