Hace 23 años acepté el llamado de servir a Jesús a tiempo completo. Sentí que debía hacer algo más en mi vida que amarlo y ejercer mi profesión como arquitecto. Muchos años después ejerciendo como pastor, continúo aprendiendo de mi mejor modelo como Rey y siervo y ese es mi Jesús. En éste caminar cristiano imité líderes y traté de tomar lo mejor de lo que cada uno me enseñó, pero busco no perder el enfoque y procuro que mis pasos sigan a Jesús. Él siendo Dios, adoptó la humilde posición de los esclavos de menor rango para lavar los pies de sus discípulos. Esa era la costumbre en los tiempos bíblicos. Un esclavo de la casa anfitriona, se encargaba de lavar los pies de los invitados. Ese esclavo ocupaba el más bajo rango entre todos. Jesús ocupó ese lugar siendo Dios, lo hizo por amor. Es el acto más humilde que podamos hallar en toda la escritura.

¡Y Jesús lo hizo! No tuvo reparos en servir, amar y mostrarse humilde. Morir en un madero, era la más horrenda tortura que los romanos usaban para castigar a sus reos de muerte. Jesús aceptó beber de esa amarga copa, para hacer la voluntad del Padre y obedecer. Él lo hizo para enseñarnos el amor del Padre, lo hizo para preparar un camino de salvación y de intimidad. Padeció en su propio cuerpo el precio de nuestros pecados y cada clavo con los que lo sometieron a un madero, dejaron allí nuestras cargas y culpas. Si Jesús lo hizo no hay dudas de que somos amados por el único que fue capaz de morir por amor. Ningún dios de ninguna religión existente, fue capaz de padecer, morir y resucitar por amor a sus seguidores. Sólo Jesús lo hizo. Todo por amor.

Siéntete amado por un Rey siervo que lo dio todo por ti. Si Él te levantó de la muerte y el pecado, ahora vive tú para levantar Su nombre. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario en la caja respectiva. Abrazo fuerte para todos y feliz fin de semana.

Pr. José Ángel Castilla

1 comentario

  1. Precisamente ayer me llegó un vídeo que ejemplifica lo que significa seguir a Jesús. Se trata de Lilians Trotter, una mujer que decide darle prioridad a su llamado misionero, una vida realmente inspiradora 💝

    Le gusta a 1 persona

Responder a Mónica Flórez Crisién Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s