Lo consagrado y santo ha sido apartado para un fin específico. En nuestro caso somos vasos escogidos y apartados para Dios. Él no nos escogió por talento, por atractivo físico o género. Nos llamó para ser de su propiedad exclusiva. Desde el vientre de nuestras madres, inició su proceso de formación y plan perfecto, aún sin nosotros saberlo y muchos de nuestros padres lo desconocían también. El puso su valor y tesoro en vasos imperfectos. Pero el hecho de que los vasos se hayan ensuciado y golpeado por las heridas y fracturas emocionales vividas, el plan no cambia. Dios tiene planes al llamarnos y escogernos para Él.

Somos el hermoso y perfecto sello de la creación. Eso nos permite cobrar ánimo y abrazar fuertemente nuestra identidad. Eso no anula que debemos llevar nuestra vida y no ensuciar nuestros vasos de ideologías y filosofías contemporáneas que escuchamos o leemos que anulan nuestra fe. De frases motivacionales está lleno google. Pero todo lo que vemos, leemos y escuchamos, debe ser filtrado a la luz de la Bíblia. Cuida tu vaso santo de lo que ves. Cierto tipo de imágenes, fotografías con contenido sexual insinuante debemos evitarlas. Así mismo y creo lo más importante, nuestro corazón debe ser consagrado también porque estamos llamados a guardarlo.

Resentimientos, rencores, odios, rencillas, murmuraciones, envidias, falta de perdón y amargura podemos estar tentados a dañar y leudar el corazón. Tu mandato a cumplir será cuidarlo y guardarlo. Somos entonces vasos santos. Vivimos en un mundo al que no le pertenecemos ni nos llevaremos nada de él cuando muramos. Camina en esta tierra mostrando con tu vida que eres un vaso de uso exclusivo de Dios, prestado para servir en este mundo y nunca para rendirse a los pies del mismo. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Si deseas puedes escribir tu comentario al final del blog en en la caja respectiva. Abrazo fuerte para todos.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s