Hay una cualidad clave como hijos de Dios, que nos bendice y ayuda en cada área de la vida, y es el ser enseñables. Para serlo, no tenemos que ser los más inteligentes, capaces y talentosos. Lo que realmente necesitamos, es estar «dispuestos a aprender» de cualquier situación. El gran problema que muchos adultos adolecen, es que ya no quieren seguir aprendiendo. Sienten que se las saben todas y a veces mienten por orgullo, diciendo que saben, cuando realmente necesitan aprender de las circunstancias que afrontan, pero también el poder recibir de consejos de otros. En todos los roles que desempeñemos, necesitamos ser enseñables. En el trabajo, si eres estudiante de colegio o universidad, como cónyuges y especialmente en roles de liderazgo debemos tener la buena actitud de aprender.


Si quieres crecer en tu capacidad de ser enseñable, necesitamos acudir al gran libro de sabiduría de la Biblia y es el libro de Proverbios:

La humildad es primer gran principio para ser enseñables. Quien recibe instrucciones y ama aprender, conoce su necesidad de crecer y sabe que siempre puede aprender algo de los demás. Los orgullosos piensan que saben más que todo el mundo y por eso no necesitan seguir aprendiendo.
Aquellos que se dejan enseñar, conocen su necesidad de crecer y saben que siempre pueden aprender algo de los demás.
La persona humilde, conoce sus debilidades e identifica sus puntos ciegos.
Es tardo para hablar y pronto para oír, tal y como nos lo enseña el apóstol Santiago. También el hombre humilde y enseñable es dueño de sus fallas y considera a los demás antes que a sí mismo.


“¿Has visto a un hombre que se tiene por sabio? Más esperanza hay para el necio que para él”, Proverbios. 26:12.


La humildad y el temor del Señor, son resultados de amar y crecer en madurez de nuestro carácter a la imagen de Cristo. Recuerda que “cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; pero la sabiduría está con los humildes”. No olvides que el Señor no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno y feliz fin de semana para todos.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s