Tocar fondo


Un verdadero arrepentimiento implica el reconocimiento en el corazón, de que le fallamos a Dios. La sinceridad o hipocresía, el Señor la identifica en nuestro corazón mejor que nadie. Por eso, al acercarnos a Él, debemos llegar siendo nosotros mismos. Dentro del oscuro vientre del pez, Jonás levanta una oración en la que reconoce que Dios tuvo que llevarlo a lo más profundo de los mares, para que pudiera entrar en razón. No se si en tu vida has experimentado «tocar fondo». Cuando llegamos allí, ya no existe un lugar más abajo que ese. Debajo del fondo no hay nada más que mirar arriba y extender nuestras manos en señal de dependencia a Dios. Estar en esa condición, nos enseña a humillarnos y saber que el orgullo y la terquedad en la vida, no sirven para nada. No hay cosa más abominable para Dios, como lo son: la rebeldía y los ojos altivos.

Si has tocado fondo y sientes la fría y babosa piel del vientre del pez, a donde Dios te llevó para hacerte entender que estabas equivocado. El camino que pretendías transitar, no era grato delante del Señor. Reconoce que sólo Dios, está arriba de ti. Siente sus olas y ondas pasando sobre ti. Deja que Su Espíritu Santo, renueve tus pensamientos equivocados y toma la decisión de vida de agradarle y no ser más un cristiano carnal, dual y desobediente. A veces el pecado nos excluye y nos hace indignos de permanecer en los caminos de Dios. Es hora de levantar tú mirada y permitir que el Señor te abrace y levante de los errores cometidos.

Quizás en el proceso de cambio, te encuentres con gente que no crea en lo que Dios empezó contigo. Por esa razón te critican y te juzgan. No dudes que volver a Dios es una acción permanente de sus hijos. Dale gracias al Señor por su misericordia. Alaba su nombre por usar a personas en el camino que te arroje al mar. Mantén la calma, que un gran pez aparecerá y tu vida será guardada mientras el Señor culmina sus planes para ti. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s