Un rey que decidió temer a Dios


Una nación pagana e idolatra se arrepiente de sus pecados. Eso era lo que el Señor estaba buscando en los ninivitas, extenderles su compasión y misericordia. Para eso llamó a Jonás, a que proclamara un mensaje de salvación a un pueblo odiado por otros y pecador. Los temores en el corazón de éste profeta, de que Dios mostrara su amor, finalmente se cumplieron. Por esa razón huyó y desobedeció. Cabe destacar cómo un pueblo entero, le cree a Dios y proclama ayuno vistiéndose de luto en señal de arrepentimiento. Desde el menor hasta el mayor acataron la orden de Dios y esto llegó hasta los oídos del rey, haciéndolo levantar de su trono. ¡Que los gobernantes de la tierra se levanten de sus sillas de gobierno y se rindan ante Su majestad: Jesucristo! La arrogancia, el hambre de poder, la guerra de egos traen miseria a una nación. No se trata de quien gobierne (izquierda, centro o derecha) lo que garantiza el éxito de un gobierno, sino que su presidente, tema y dependa de Dios. Mientras esto no ocurra, los pueblos mirarán a sus gobernantes como mesías salvadores.

Este rey de Nínive, se quitó su manto real y reconoció que habían fallado y buscó el favor y la misericordia de Dios. Por mucho peso de autoridad y poder que tenga un gobernante, si mira hacia arriba sentirá que alguien supremo gobierna sobre él. Si mira hacia abajo, se sentirá supremo él y llevará a sus gobernados a verlo tarde que temprano como un dios. El Señor es celoso de Su Gloria, la cual no comparte con nadie. Colombia está a pocos días de escoger a su gobernante. Mi oración es que escojamos al presidente, conforme a la voluntad de Dios, pero leamos bien el perfil y las propuestas de cada candidato. Mira si lo que propone, no atenta contra los principios de Dios, en donde la vida y la familia prevalezcan. Si eres colombiano y estás apto para votar, no huyas como lo hizo Jonás y sal a hacerlo el domingo 29. Vota con paz en el corazón, sin rabia, resentimiento o deseos de venganza contra nadie.

Bendice Dios a nuestro país y a los candidatos que aspiran a la presidencia de la República. Nuestra nación está en tus manos. Así como tuviste compasión y misericordia por Nínive, tenla también por Colombia. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Sábados, domingos y festivos en Colombia, no publico artículos. Abrazo fraterno para todos y feliz fin de semana.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s