Los sinónimos de la expresión cambiar de parecer son: cambio de idea, cambio de opinión y pensarlo mejor. Dios no es dubitativo cuando tiene planes para con nosotros, sin embargo respecto de nuestro mal proceder, tomar el rumbo equivocado, ser tercos y no permitir que un buen consejo nos persuada, como buen padre buscará que cambiemos de parecer respecto del camino incorrecto y lo escojamos a él y a sus caminos. Vemos en ésta historia de los ninivitas, que el mensaje de Dios en boca de Jonás, surtió efecto y desde el rey hasta el último habitante, se arrepintieron de sus malos caminos y todo lo que a consecuencia de su pecado sobrevendría para ellos. El Señor movido en misericordia cambió sus amenazas de destrucción y de muerte, a vida. Y es que la paga del pecado es la muerte, pero el regalo de Dios es la vida eterna, a través de su amado hijo Jesucristo.

Por eso el Señor no desea que nadie perezca, sino que «todos» procedamos al arrepentimiento de pecados y que lo escojamos a él como único Salvador, Rey y Señor de nuestras vidas. La invitación con éste articulo de hoy, es a abandonar el mal camino o decisión inconveniente, que hayamos podido tomar, y reemplazarla por obediencia, devoción, santidad y consagración. No estamos exonerados de no ser tentados, en alguna situación que nos haga cruzar líneas de frontera invisibles en el mundo físico, pero evidentes, obvias y trascendentes en el mundo espiritual. Dios te observa para tu bien y protección. El enemigo nos mira maquinando el mal y nuestra caída. El mensaje original consecuencia del pecado para Nínive era: Destrucción. El pecado acaba matrimonios, desune y rompe lazos familiares fuertes. Por ello permite al Espíritu Santo a que te redarguya cada día a través de su Palabra.


Cuando el salmista más famoso de la Biblia cae estrepitosamente en el pecado de adulterio, piensa que nadie lo observaba y siendo un hombre sensible a la presencia del Señor, cayó en letargo espiritual y dejó de depender del Señor. ¡Cuánto peligro hay para todos nosotros la independencia! El diablo buscará siempre, como león rugiente devorarnos. Levántate en fe y cree que el Señor te cuida, pero el libre albedrío que Dios nos entregó, no nos da licencia para pecar, y nunca comparecer ni rendir cuentas delante del Señor. Reflexiona en tu corazón cómo está tu caminar en Dios y recuerda que Él no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos.


Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s