Había muerto Moisés y ahora su cercano discípulo Josué, necesitaba secarse las lágrimas y dejar atrás el dolor por la pérdida de su líder y mentor, para ahora poder asumir con esfuerzo y valentía, el reto que Dios le estaba entregando. Necesitaba cruzar el Jordán y conquistar la tierra prometida a sus antepasados. El tiempo había llegado para pelear y vencer a esas naciones paganas, que habían invadido la tierra. Josué no podía mostrar cobardía y necesitaría cobrar fuerzas y sabiduría en Dios para obtener la victoria. Hoy tenemos que asumir una postura igual a la que asumió Josué, no perdamos la fe y creamos que conquistaremos una tierra prometida también.

Conquistar demanda preparación espiritual y física. La dependencia y confianza en Dios, son claves para obtener éxito. Sin oración no hay avance ni progreso. Parte del secreto para ganar las batallas, se encuentra está allí. Tampoco vencemos cuando comenzamos a contabilizar, el número de hombres que tiene nuestro ejército o cual es nuestro armamento militar. No tengas miedo ni te desanimes. Ningún mandatario o líder mundial, tiene la última palabra. Nadie más que el Señor conoce el futuro y hacia donde desea conducirnos. Si estamos con Él venceremos. Seamos entonces, fuertes y valientes y no cesemos de creer que si Dios prometió el cumplirá, porque Él no ha terminado con nosotros. Suscríbete a este blog y recibirás notificación en tu correo electrónico, cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de esta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla

3 comentarios

  1. Amén Pastor.
    Las situaciones creadas y avivada por el hombre en el mundo nunca dejarán de pasar, siempre estaremos influenciados de manera directa e indirecta pero como dice la palabra debemos ser fuertes y valientes para enfrentarlas. Tener la certeza que Dios está conmigo y nunca me dejará. En la medida que esta palabra se impregne en nuestro ser podremos ser lumbrera para los demás.

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchas gracias por la palabra; da aliento en este tiempo de incertidumbre; pero al mismo tiempo nos recuerda que si estamos con el Padre, todo lo podemos en El.
    Bendiciones..!!

    Me gusta

  3. En éstos tiempos hay mucha insertidumbre y tención en el mundo. Hay un grupo de personas que por deporte les encanta dispersar mentiras para añadirle al fuego que ya hay. Pero Dios nos mandó a ser luz para el mundo y envés de añadir al fuego, cesar lo con agua de vida y la buena nueva.
    Tenemos que ser fuertes y no dejarnos llevar sino ser parte de la oposición celestial.
    Pastor Angel, gracias por ser parte de ella.
    Dios es bueno en todo momento Dios es bueno.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Francia Manotas Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s