Presta atención a los consejos


Si prestáramos un poco de más atención a las instrucciones que nos dan los que más tiempo han vivido y experiencias han tenido, nos meteríamos en menos problemas. Aquí Salomón nos aconseja acerca de la importancia de escuchar a nuestros progenitores. Recuerdas, ¿Qué tanta atención prestabas cuando eras niño o joven?, ¿Te costaba someterte a la autoridad de tus padres o mentores? La corrección cuando es impuesta es dolorosa, pero con el tiempo, produce un fruto apacible de justicia a todos los que a través de ella hemos sido ejercitados. Cada aprendizaje impartido, siempre nos coronará de gracia y será una joya costosa, digna de lucir y que provoca que todos deseen observar y admirar. Así es la sabiduría del Señor, no está circunscrita a un corto período de tiempo. Todo lo que aprendemos a través de ella, trasciende a muchas generaciones. El hijo que escucha hoy, será un padre honrado y orgulloso de tener hijos al futuro.

Enfócate y presta atención a esas áreas débiles con las que luchas. Aquellas que te hacen pecar, esas que te dan vergüenza y que dañan tu relación con Dios. Apóyate en la gracia y abre tu corazón a la Providencia divina y depende de ella. Déjate corregir, pídele al Señor ser dócil y enseñable. Suelta el orgullo y las fortalezas mentales, para abandonar los malos hábitos. Presta atención al Señor, a Su Palabra y a los instrumentos que Él utiliza para exhortarte. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de esta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos y feliz fin de semana.

Pr. José Ángel Castilla

Una respuesta a “Presta atención a los consejos

  1. Amén sabías palabras. Lo malo es que cuando estamos jóvenes estas palabras las tomamos con tan poca importancia pero gracias a la misericordia del Padre, cuando estamos en el señor madurando día a día a través de su palabra entendemos que el buen consejo del padre y la instrucción de la madre es un estandarte de verdad y buena vida.
    De nuestro ejemplo nuestros jóvenes podrán aprender más rápido que nosotros.

    Me gusta

Responder a Francia Manotas Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s