Perder las ganas de seguir adelante, de luchar, de conquistar es perder la pasión. Es como experimentar la sensación de VIVIR SIN GANAS y morir a cada segundo o a cuenta gotas. Esta es una deprimente frase que hemos dicho en algunos momentos de nuestra vida. Existen personas que no tienen ganas de nada, porque sencillamente perdieron la pasión, las ganas de vivir, de prosperar, de emprender, de estudiar, de vestirse mejor, de crecer y de arreglar o embellecer la casa donde viven por ejemplo. Hoy dedico esta entrada, a todos los que se sienten aburridos, desanimados y sin ganas de nada. Necesitas entonces, RESTAURAR LAS GANAS. La pasión es un sentimiento muy intenso, que involucra el deseo y el entusiasmo de hacer algo. Un apasionado en la Biblia fue el rey David. Anhelaba con todas sus fuerzas estar en la presencia del Señor.

Levántate en el nombre de Jesús y refleja un interés por una idea, un sueño, una actividad o personas. Alguien se apasiona por una cosa, cuando establece una relación de afinidad muy fuerte con ella. Hay pasiones que enaltecen la condición humana y son el combustible, que materializa grandes logros. Existen familias, relaciones y matrimonios que perdieron la pasión hace mucho tiempo. La pasión es una realidad que nos autodefine, es decir, expresa un rasgo significativo de nuestra identidad y de nuestra personalidad. Te pregunto amado lector: ¿Qué te apasiona? ¿En que área de tu vida, perdiste las ganas de luchar? Abre tu corazón al Señor y muéstrale la realidad de tus desánimos, tristezas y frustraciones. Él restaure en ti la pasión para sonreír en la vida, sabiéndote hijo de un Rey dueño de todo. Recuerda que Dios no ha terminado contigo.


Suscríbete a este blog y recibirás notificación a tu correo electrónico, cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de esta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos y feliz fin de semana.

Pr. José Ángel Castilla

2 comentarios

  1. Si señor, vivir sin pasión es no vivir. En mi vida he tenido momentos hasta semana de desmotivación y pérdida de razón por lo que hago. Los problemas, las situaciones que vivimos a veces son tan fuertes que aunque trates de eludir, evitar o esquivar siempre hacen lo suyo en nuestro corazón dejándote en el rin. Pero también he experimentado como el Señor te lleva a cansarte de esa falta de motivación levantándome con fuerzas nuevas y comenzar a volar como águila.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pastor buenos días ! Pedir nuevas fuerzas y ánimo de parte del señor para avanzar y no desfallecer en medio de cada situación y recobrar los sueños perdidos y marchar en función de ellos que sé que Dios me ayudará . Gracias pastor por este poderoso mensaje .

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s