Dios hará llover


Una de las cosas que más disfruté hacer cuando niño, fue bañarme bajo los chorros del agua de lluvia, que salían por las gárgolas de todas las casas cercanas a la mía. Correr mientras llovía, jugar con el agua y disfrutar de ver un fenómeno natural único, me hace comparar como hoy de adultos no le encontramos ya, la gracia ni la diversión que cuando niños sí tenía. No nos sorprende, ni lo anhelamos como cuando éramos niños, porque se volvió rutinario y hasta molestoso sentirnos mojados. Mientras transitaba por el desierto, Dios habla a Israel y les promete alimento del cielo. No nos alcanzamos a imaginar ver caer pan 🥖, y no cualquier pan. Caía alimento amasado, horneado y servido por la misericordia y la Providencia Divina. Era el más alto nivel de dependencia que encontramos en la Biblia y al que nos cuesta someternos. Hoy todo lo queremos ver y recibir, de forma controlada y a nuestra manera.

Ahora el pueblo de Dios, debía salir a recoger el alimento con el que Dios los alimentaría por 40 años. Una prueba donde la fe y la dependencia, estaban en el crisol del Señor. Creo que hoy nos pasa igual. Te reto a que recojas la Providencia, el amor, la paz, la fidelidad, la paternidad, la creatividad del cielo, listos para ser dispensados a tu mesa y a tu corazón. Cree ciegamente, en lo que Dios hará. El Señor hará llover, 🌧 a todos aquellos que le creen y confían ciegamente en que Él es bueno y no dejará mendigar a ninguno de sus hijos. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de esta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno y feliz fin de semana.

Pr. José Ángel Castilla

5 respuestas a “Dios hará llover

  1. Amén…. cuánto anhelo ver llover, sentir el olor a tierra mojada, escuchar los pájaros cantar después de una fuerte lluvia. Cómo dice el Pastor cuando creces y eres adulto te fastidia el llover pero…. Cuando estás por fuera en un país donde la lluvia es escasa la anhelas, es una sensación indescriptible.
    Al experimentar este anhelo físico puedo decir que es el mismo y quizás más el anhelo de recibir la lluvia del Señor en esos momentos críticos de dificultad.

    Tener fe es fácil, mantenerla y depender es otro nivel, el nivel que Dios necesita y espera de nosotros.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pastor bendiciones! Que bendición es recordar que tenemos un Dios que nos sustenta y quiere lo mejor para nosotros, debemos día a día a esperar en él y su misericordia . Gracias pastor por ese mensaje de ánimo y confianza en Dios .

    Le gusta a 1 persona

  3. Creo que Dios proveé cada día de mi vida de lo que necesito y hasta me sorprende…ahí veo su Amor, su cuidado y protección divina… aún a mi edad sigo disfrutando de uno de sus regalos, LA LLUVIA : bañarme con la lluvia (no siempre puedo) mirar al cielo y observar las gotas que caen y la temperatura que refresca, hasta me acuesto boca arriba para sientir las gotas sobre mi y hasta las bebo, es maravilloso !!! Gracias a Papito Dios…Así creo qué es su provisión cada día sobre mí, en todas las áreas de mi vida.
    Gracias Pastor por ayudarme a reafirmar mi Fé en Dios y que él aún no ha terminado conmigo…Lo Bendigo

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s