Hambre por la Palabra


Multitudes se abalanzaban sobre Jesús, para escuchar su mensaje. Abalanzarse significa: Dirigirse hacia una cosa de forma brusca o violenta. Te puedes imaginar cómo multitudes en la orilla del mar, llegaban con hambre de cambios, de encontrar respuestas y aún también recibir milagros. Esa hambre por Dios y su Palabra, es algo por lo que no debemos dejar de orar cada día. Que no haya nada más que pueda satisfacer el alma, que escuchar la dirección de Dios a través de la lectura de Su Palabra. Jesús notó dos barcas vacías en la orilla, porque los pescadores las habían dejado mientras lavaban sus redes. Luego sube a una de ellas y le pide a Simón, el dueño de la barca, que la empujara al agua. Sentado desde allí, comenzó a enseñar a las multitudes.

Llevar una vida espiritual sin dirección de la Palabra de Dios, se vuelve una experiencia netamente sensorial. No hay fundamentos de vida sobre los cuales estar cimentados. Cada versículo Bíblico se constituye en un pilar para soportar nuestro edificio espiritual. No podemos vivir entonces de emociones por sentires temporales, que muchas veces no tienen soporte Bíblico. TODO lo que nos inquieta en la vida, tiene respuesta en la Biblia. Pido al Señor que ponga en ti el comezón por escuchar y luego meditar diariamente en la escritura. No lo hagas por tarea, porque tarde que temprano se volverá una carga. Me llama la atención al leer el pasaje de hoy, que esas multitudes se abalanzaban sobre Jesús. Había en ellos el interés y la pasión por escuchar.

Cuántas veces tenemos apasionamientos desviados y equivocados, a los que les invertimos tiempo que restamos, en buscar al Señor y la revelación que su palabra nos ofrece. Que el Espíritu Santo penetre como espada aguda en tú corazón y te permita establecer prioridades, que te ayuden a crecer espiritualmente. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de esta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog.

Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla

3 respuestas a “Hambre por la Palabra

  1. Gracias por ese mensaje tan profundo, realmente uno se deja llevar del día a día estableciendo prioridades, dejando atrás lo más importante que es el querer inquietarse por leer y practicar la Palabra de Dios.

    Bendiciones Pr. José Ángel

    Le gusta a 1 persona

    1. Amén…el alimento diario es tan necesario quizás más que el físico,que el mismo Espíritu Santo encienda y atice el deseo de la palabra en medio del día a día que muchas veces nos entrega.

      Gracias pastor por recordarnos la importancia de estudiar la palabra.

      Le gusta a 1 persona

  2. Pastor buenos días bendiciones! Muy buen mensaje pastor acertado para este tiempo donde necesitamos más día a día la palabra de Dios para que nos dé fuerza y aliento espíritual para no detenernos en estos tiempo . Gracias pastor por motivarnos a darle valor a la palabra de Dios y seguir sus principios y mandatos . Bendiciones

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s