Una fe atrevida y sin límites


Cada vez que leo la historia de este paralítico transportado en su lecho, veo la fe que movió a estos hombres, a llevar a su amigo enfermo a los pies de Jesús, para que lo curara. Al no poder entrar a la 🏡 en donde se encontraba el Señor debido a la multitud, subieron al enfermo al tejado y abrieron un orificio para luego poder ingresarlo. La entrada de hoy la titulo: UNA FE ATREVIDA Y SIN LÍMITES, porque estos hombres no se intimidaron ante la multitud que se agolpaba en las afueras de aquel lugar, en donde Jesús ministraba. Fueron varones esforzados y atrevidos que hicieron lo que nadie se le hubiera ocurrido, cargar a su amigo enfermo con todo y lecho. No tuvieron temor de caerse ellos o el paralítico al que llevaban, ya que su fe los llevó a treparse a las alturas de un techo, para después ingresar a buscar y arrebatar un milagro. ¡Qué manera de hacerlo! Creo que la fe es atrevida y no conoce la timidez. Quien necesita busca y si el autor del milagro está dentro de un lugar, nos esforzaremos en entrar para recibirlo.

¡El Señor fue gratamente sorprendido por lo que estos hombres hicieron! En ese lugar mostró su autoridad para perdonar pecados, por eso le dice al paralítico: «Hombre, tus pecados te son perdonados». Donde hay respuestas a tu necesidad y deseos de recibir un toque de sanidad y poder, siempre encontrarás religiosos e incrédulos, que cuestionen y critiquen el «mover de Dios». Jesús conoce nuestros pensamientos y los deseos más profundos del ♥. Nadie más que él, sabe la fe que nos mueve a 🛐 por un milagro de sanidad. No dudes ni cuestiones, para que no se retrase tu respuesta, porque ¡PARA DIOS NO HAY IMPOSIBLES! y no hay enfermedad que le quede grande. Jesús puede hacer un milagro instantáneo, o por etapas. Eso no depende de cuánto tiempo lleves orando y pidiendo respuestas. El mover del Señor es INESCRUTABLE.


Este milagro de sanidad del paralítico, lo logró inmediatamente. Quizás haya otros milagros que sean paso a paso, porque él nos desea enseñar a esperar. No se cuánto tiempo lleves pidiendo a Dios y has estado esperando una respuesta favorable. Él siempre recompensa y honra, a quienes le buscan. Muévete y esfuérzate como estos hombres de fe, que se montaron a un techo para que su amigo enfermo, recibiera su milagro. En ese lugar, luego del Señor sanar aquel hombre, todos los presentes sobrecogidos de asombro, glorificaban a Dios; y llenos de temor, decían: «Hoy hemos visto maravillas». Déjate usar por el Señor también y sé la respuesta y el milagro para alguien. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de esta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla

Una respuesta a “Una fe atrevida y sin límites

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s